Una tribu beduina del Sinaí anuncia que se unirá a las operaciones antiterroristas del Ejército en la zona

Publicado 04/12/2017 3:07:19CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una tribu beduina de la península del Sinaí ha anunciado durante el fin de semana que pondrá a sus efectivos a disposición del Ejército para participar en las operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico, después del atentado del 24 de noviembre contra una mezquita sufí en Bir el Abd, que se saldó con 311 muertos.

En su comunicado, la tribu de Sauarka ha mostrado su determinación de jugar "un papel directo" en la lucha contra el terrorismo, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

"Ante las sangrientas masacres a las que somos sometidos por las células terroristas del Sinaí, confirmamos que hemos perdido la contención y que los factores de disciplina nacional no retienen nuestras ganas de venganza", ha afirmado.

El comunicado se suma así al publicado hace unos días por la Unión de Tribus del Sinaí, que prometió "eliminar" a los miembros del grupo yihadista Estado Islámico presentes en la península del Sinaí.

"Nosotros (las tribus del Sinaí) no celebramos juicios ni tenemos prisiones", advirtió la Unión de Tribus del Sinaí, pidiendo a los jóvenes de las tribus que se unan a las operaciones del Ejército en la zona.

Por otra parte, la tribu Sauarka, que reside principalmente en Bir el Abd y sus alrededores, ha expresado su "absoluta confianza en la capacidad de las Fuerzas Armadas para cumplir su misión en el plazo de tres meses dado por el presidente, Abdelfatá al Sisi".

Al Sisi ordenó el miércoles al Ejército y la Policía que usen "la máxima fuerza" para restaurar la seguridad en la península en un plazo de tres meses.

"Hago al teniente general (Mohamed Farid) Hegazi --recientemente nombrado jefe del Estado Mayor--, junto al ministro del Interior (Magdi Abdel-Gaffar), responsables de resturar la estabilidad y la seguridad en el Sinaí en tres meses", dijo.

"¿A qué tipo de Islam dicen pertenecer estos terroristas cuando matan a niños y ancianos, arrebatándoles el derecho a la vida?", se preguntó durante un acto en Al Azhar, la principal institución suní del mundo.

Asimismo, manifestó que "Egipto hace frente a una guerra que busca destruir el Estado y evitar su estabilidad", agregando que "algunas fuerzas apoyan a los terroristas con armas para minar su papel (el del Estado)".

Las declaraciones del mandatario son las segundas en este sentido desde el atentado del 24 de noviembre. Ese mismo día aseguró que las fuerzas de seguridad vengarían a los muertos y responderían con "máxima fuerza" contra los terroristas.

Las fuerzas egipcias han incrementado sus operaciones en la zona desde el atentado, bombardeando posiciones de Península del Sinaí --rama de Estado Islámico en la región-- en el norte y el centro de la península.

El Ejército de Egipto anunció el 16 de octubre de 2016 el inicio de una nueva ofensiva a gran escala contra "elementos terroristas" en el norte y el centro de la península del Sinaí.

Se trata de la segunda campaña lanzada por el Ejército desde la 'Operación Derecho del Mártir', que arrancó en septiembre de 2015 con el objetivo declarado de acabar con la insurgencia en la península.

Cientos de policías, militares y milicianos han muerto en los dos últimos años de insurgencia islamista en Egipto, principalmente en la región del Sinaí, donde opera Provincia del Sinaí. Hasta noviembre de 2014 el grupo era conocido como Ansar Bait al Maqdis, Seguidores de la Casa Sagrada.