Tribunal de EEUU rechaza la deportación a México de una inmigrante transexual en situación irregular

Publicado 04/09/2015 3:08:38CET

LOS ANGELES, 4 Sep. (Reuters/EP) -

Una inmigrante transexual en situación irregular en Estados Unidos, que sufrió abusos sexuales y físicos durante años en México, no puede ser deportada a pesar de que fue hallada culpable de un crimen, ya que está protegida por las convenciones internacionales contra la tortura, según ha determinado este jueves una corte de apelaciones de Estados Unidos.

Al otorgar a Edin Carey Avendaño-Hernández el derecho de permanecer en Estados Unidos, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito ha considerado que la junta de inmigración federal que ordenó su deportación confundió la orientación sexual con la identidad sexual.

Los jueces también han discrepado con la consideración de la Junta de Apelaciones de Inmigración sobre que la reciente aprobación de leyes antidiscriminación en México supone un avance importante hacia una vida más segura para los transexuales.

"El país pone como condición que la evidencia demuestre que la policía persiguió específicamente a la comunidad transexual para extorsionarla y por favores sexuales, y México sufre de una epidemia de crímenes violentos no resueltos contra personas transexuales", ha señalado la jueza Jacqueline Nguyen, del panel del Noveno Circuito.

"Avendaño-Hernández, quien toma hormonas femeninas y se viste como mujer, es por lo tanto un blanco visible de acoso y abusos", ha agregado Nguyen en un fallo de 20 páginas.

Según la decisión, Avendaño-Hernández nació como hombre, pero creció en Oaxaca, México, creyendo que era mujer. Debido a su identidad sexual, sufrió abusos durante años --incluidas palizas, ataques sexuales y violaciones--. Durante su etapa adulta sufrió abusos a manos de la Policía y el Ejército antes de buscar refugio en Estados Unidos.