Un tribunal indio conmuta la pena de muerte de 11 hombres que incendiaron un tren y mataron a 59 personas en 2002

Contador
Publicado 09/10/2017 15:47:29CET

NUEVA DELHI, 9 Oct. (Reuters/EP) -

Un tribunal indio ha conmutado este lunes la pena de muerte de 11 hombres acusados de incendiar un tren lleno de peregrinos hindúes en 2002, provocando la muerte de 59 personas y desencadenando una de las peores oleadas de disturbios en el país en décadas.

Los hombres habían sido condenados a muerte por el ataque, que tuvo lugar en el estado de Gujarat, gobernado por aquel entonces por el actual primer ministro indio, Narendra Modi, pero el alto tribunal ha conmutado dicha sentencia y ha dictado cadenas perpetuas, alegando que los acusados no han cometido "un acto terrorista".

Los condenados prendieron fuego al tren mientras se encontraba parado en la estación de Godhra, una localidad situada a unos 120 kilómetros de la capital del estado, Gandhinagar. La muerte de 59 de los pasajeros, en su mayoría peregrinos hindúes, motivó numerosos disturbios y una serie de ataques contra la minoría musulmana en los que murieron más de 2.500 personas.

Modi, el ministro principal de Gujarat por aquel entonces, tuvo que hacer frente a numerosas acusaciones, en las que se le señalaba por "hacer oídos sordos" a los ataques contra los musulmanes, pero una comisión de investigación designada para analizar el caso le absolvió de toda responsabilidad.

"La sentencia de muerte para los 11 ha sido conmutada por cadena perpetua", ha dicho J.M. Panchal, el fiscal designado para el caso. El Alto Tribunal también ha ordenado al Gobierno regional y a las autoridades ferroviarias que paguen una compensación de un millón de rupias (13.000 euros) a cada una de las familias de los fallecidos en el ataque.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies