Un tribunal militar procesa a dos individuos por la muerte de investigadores de la ONU en RDC

Soldados de República Democrática del Congo disparando
YOUTUBE
Publicado 20/05/2017 17:46:46CET

KINSHASA, 20 May. (Reuters/EP) -

Un fiscal militar de República Democrática del Congo, el coronel Odon Makutu, ha informado este sábado de que dos hombres serán enjuiciados próximamente por el asesinato de dos investigadores de la ONU y ha desmentido que las fuerzas militares congoleñas tuvieran nada que ver con este crimen.

"En lo que respecta al asesinato de los dos expertos de la ONU, dos de los 16 insurgentes han sido detenidos", ha apuntado Makutu en declaraciones a la prensa desde Kinshasa. Los detenidos son Gerard Kabongo y un jefe tribal llamado Mulumba Muteba, acusados de asesinato, mutilación, terrorismo y participación en el mando de un movimiento insurreccional.

Los dos investigadores, Michael Sharp, un ciudadano estadounidense, y Zaida Catalan, de nacionalidad sueca, desaparecieron en la región de Kasai, en el centro de RDC, según anunció el Gobierno congoleño el 13 de marzo, que acusa a "fuerzas negativas" de su secuestro. Sin embargo, grupos de defensa de los Derechos Humanos apuntan a la implicación del Ejército.

"Dada la implicación de soldados del Ejército congoleño en gran parte de la violencia (...). Tenemos serias dudas sobre la capacidad de las autoridades congoleñas y de su voluntad de llevar a cabo una investigación creíble e independiente", ha apuntado la directora de Human Rights Watch para el centro de África, Ida Sawyer, en declaraciones a Reuters.

Las dos víctimas eran miembros de un grupo de expertos designados por el secretario general de la ONU para observar las violaciones de las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad en RDC.

El secuestro se grabó en vídeo, pero las imágenes generan dudas, ya que el víeo tiene mucho grano y está muy modificado. Además, los milicianos hablan en idioma lingala, el utilizado por el Ejército y en el oeste del país, en lugar de su idioma, el tshiluba.

Kasai Central ha venido registrando enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la milicia Kamuina Nsapu en los que, según la ONU, han muerto al menos 400 personas y unas 200.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies