Un tribunal de Turquía rechaza la puesta en libertad del periodista turco-alemán detenido por terrorismo

Pancarta por Deniz Yucel, periodista alemán encarcelado en Turquía
ANDREAS ARNOLD/DPA
Publicado 15/03/2017 17:19:46CET

ANKARA, 15 Mar. (Reuters/EP) -

Un tribunal turco ha rechazado este miércoles poner en libertad al periodista turco-alemán Denis Yucel, que fue detenido en febrero por estar presuntamente vinculado a grupos terroristas e incitar a la violencia, un caso que ha provocado un aumento de la tensión entre Berlín y Ankara.

Yucel, que trabajaba como corresponsal para el periódico alemán 'Die Welt', es el primer periodista alemán en ser detenido en el marco de las medidas puestas en marcha por el Gobierno turco tras el intento de golpe de Estado que tuvo lugar el 15 de julio en el país.

El abogado del periodista, que podría ser condenado a diez años y medio de prisión, solicitó la semana pasada que Yucel fuera puesto en libertad de forma inmediata. Sin embargo, un tribunal de Estambul ha rechazado la solicitud y ha asegurado que el trabajo de Yucel sobrepasa los límites de la libertad de expresión.

"Las imágenes, las expresiones y el tono del artículo que estaba realizando el acusado no se pueden evaluar dentro de los límites del periodismo y la libertad de prensa", ha señalado el tribunal. Las autoridades detuvieron a Yucel después de que éste publicara el contenido de una serie de correos electrónicos que habían sido obtenidos ilegalmente por un hacker.

Estos mensajes habían sido intercambiados entre el ministro de Energía de Turquía, Berat Albayarak, y el yerno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha descrito al periodista como un "agente alemán" y miembro del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Erdogan ha afirmado, además, que la creciente crisis entre ambos países se debe al apoyo ofrecido por las autoridades de Alemania a los enemigos del Gobierno turco. La situación entre ambos países ha empeorado después de que Erdogan acusara a Berlín de llevar a cabo "acciones fascistas" al prohibir la celebración en el país de varios mítines a favor de la reforma constitucional turca.

Las autoridades alemanas continúan exigiendo un trato justo para Yucel, que a principios de marzo aseguró que las condiciones de su detención habían mejorado notablemente tras ser trasladado a una prisión desde la comisaría en la que se encontraba hasta ese momento.

El Gobierno de Alemania ha negado que Yucel sea un espía y ha manifestado que ese tipo de ideas resultan "absolutamente infundadas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies