Trump acusa a Obama de pinchar sus teléfonos en Nueva York antes de su victoria en los comicios

344838.1.644.368.20170304132317
Vídeo de la noticia
Actualizado 04/03/2017 18:32:36 CET

NUEVA YORK, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho saber en su cuenta de Twitter que su predecesor, Barack Obama, ordenó que pincharan su teléfono en la Trump Tower de Nueva York un mes antes de su victoria electoral el pasado noviembre.

"¡Esto es terrible!", escribió Trump. "Acabo de enterarme de que Obama hizo que me pincharan el teléfono justo antes de la victoria. Y no encontró nada".

"¡Esto es McCarthyismo!", sentenció el presidente, en referencia a la persecución iniciada por el senador estadounidense durante la época de los 50 en Estados Unidos contra presuntos agentes o simpatizantes de la Unión Soviética.

Hay que recordar que el fiscal general elegido por Trump, Jeff Sessions, se ha inhibido de la investigación múltiple sobre presuntas conexiones entre la Casa Blanca y Rusia durante la campaña de desinformación, según las agencias de Inteligencia estadounidense, que habría desvirtuado el resultado de los comicios a favor del magnate.

Trump cuestionó la legalidad de esta presunta escucha, que acabó comparando con el escándalo del Watergate -- la invasión de las oficinas del Partido Demócrata por orden del círculo íntimo del entonces presidente Richard Nixon en 1972.

"¿Es acaso legal que un presidente en el cargo esté pinchando una carrera electoral a la Presidencia antes de las elecciones? ¡Esto es tocar aún más fondo!", se preguntó Trump, quien no precisó la fuente de su información, aunque coincide con una exclusiva publicada en febrero por la web Breitbart, asociada a su mano derecha, Steve Bannon.

En ella, el exagente de la Agencia de Seguridad Nacional William Binney aseguraba la agencia para la que trabajaba estaba pinchando los teléfonos de Trump, aunque no menciona por su nombre al presidente Obama en sus declaraciones.

"Estoy seguro de que un abogado podría levantar un gran caso a partir de esto. ¡Cómo de bajo ha tenido que caer el presidente Obama para pinchar mis teléfonos durante el sacrosantísimo proceso electoral! Esto es Nixon/Watergate. ¡Este tío es malo (o está enfermo)!", ha concluido Trump, paréntesis incluido, en su ristra de mensajes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies