Trump confirma que gestionó la libertad de una turca presa en Israel a cambio de la liberación de Brunson

Donald Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca
REUTERS / LEAH MILLIS
Publicado 20/08/2018 23:33:24CET

Critica la subida de tipos de interes de la Reserva Federal y denuncia que las monedas china y europea están manipuladas

NUEVA YORK, 20 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha confirmado este lunes que pidió a Israel que liberara a Ebru Ozkan, una ciudadana turca arrestada por sus supuestos vínculos con Hamás, como parte de un trato para lograr la excarcelación del pastor estadounidense Andrew Brunson, preso en Turquía acusado de cargos de terrorismo y espionaje por sus supuestos vínculos con Abdulá Gulen.

"Creo que es muy triste lo que está haciendo Turquía. Creo que están cometiendo un terrible error. No habrá concesiones", ha advertido Trump desde el Despacho Oval durante una entrevista con Reuters tras apuntar que creía que habían logrado un acuerdo con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que incluía a Brunson y a Ozkan.

En ese sentido, ha revelado que el propio Erdogan quería la excarcelación de Ozkan, deportada de Israel el 15 de julio, apenas una semana después de su imputación por su relación con Hamás. Trump y Erdogan abordaron el caso de Brunson durante su encuentro en la cumbre de la OTAN en Bruselas, el 11 de julio, según ha confirmado la Casa Blanca, que ha confirmado que el acuerdo era la libertad de Ozkan a cambio de la de Brunson y otros estadounidenses presos en Turquía.

"Le conseguí que esa persona saliera (de la cárcel). Espero que él deje a este hombre inocente, maravilloso y gran parte y cristiano salir de Turquía", ha subrayado Trump en la entrevista con Reuters.

Además, Trump ha asegurado que no tiene preocupación alguna por las posibles consecuencias económicas para Europa de las tasas aduaneras impuestas al metal turco, aporbadas en represalia por la negativa de Turquía a excarcelar a Brunson. "No me preocupa en absoluto. No me preocupa. Esto es lo que hay que hacer", ha afirmado al ser interrogado por las consecuencias que podría tener en otras economías.

"Me gusta Turquía. Me gusta mucho la gente de Turquía. Hasta ahora tenía muy buena relación con el presidente, como ya saben. Me llevo muy bien con él. Tengo una relación muy buena, pero no puede ser una carretera de un solo sentido. Ya no puede ser una carretera de un solo sentido para Estados Unidos", ha argumentado.

REUNIÓN CON ROHANI

Trump también se ha referido a las especulaciones sobre una posible reunión con el presidente iraní, Hasán Rohani, después de que el propio inquilinio de la Casa Blanca insinuara que estaría dispuesto a entrevistarse con él para tratar sobre el programa nuclear iraní.

Los propios dirigentes iraníes no se han mostrado especialmente receptivos con la posibilidad de este encuentro e incluso su líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, ha descartado esta posibilidad.

"Si (Rohani) quiere reunirse conmigo, pues bien, pero si no; no me podría importar menos", ha afirmado, al tiempo que no ha asegurado que no se han puesto en contacto con Irán para abrir una posible vía de diálogo.

El mandatario estadounidense se ha referido también a Rusia y ha manifestado su disposición a estudiar una retirada de las sanciones impuestas a Moscú si se avanzaba hacia una colaboración en cuestiones como el conflicto de Siria o el de Ucrania.

SUBIDA DE TIPOS DE LA FED

Por otra parte, Trump ha criticado la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense y ha asegurado que no está "entusiasmado" con el presidente de la Fed, Jerome Powell. La Fed ha subido los tipos dos veces este año y se espera que lo haga de nuevo en septiembre.

"No estoy entusiasmado con la subida de los tipos de interés, no", ha apuntado Trump en la entrevista con Reuters. Powell lleva desde principios de este año al frente de la Fed en sustitución de Janet Yellen.

Las críticas de un presidente estadounidense a la Fed son muy poco frecuentes, ya que la independencia del banco central está considerada como un valor clave para la estabilidad económica. Este lunes ha caído la bolsa tras conocerse los comentarios de Trump y el índice dólar cayó en comparación con una cesta de monedas.

Además, ha acusado a China y a Europa de manipular sus monedas para beneficiarse en sus relaciones comerciales, mientras que la Fed no ha ayudado a Estados Unidos. "Estamos negociando con dureza con otras naciones. Vamos a ganar. Pero durante este período de tiempo la Fed me debería dar algo de ayuda. Los otros países están teniendo políticas expansivas", ha argumentado. "Creo que China está manipulando su moneda, absolutamente. Y creo que el euro también está siendo manipulado", ha denunciado.