Trump dice que Alemania es "cautiva" de Rusia y critica su dependencia energética por el nuevo acuerdo de gas

400787.1.644.368.20180711102550
Vídeo de la noticia
Actualizado 11/07/2018 14:37:57 CET

BRUSELAS 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que Alemania es "cautiva" de Rusia ya que "entre el 60 y el 70 por ciento de la energía" que necesitará el país procederá de Moscú a través del nuevo gaseoducto Nord Stream II, algo que es "inapropiado" y que supone "el pago de millones y millones de dólares al año" a Rusia, mientras Estados Unidos "protege" a Alemania y otros países europeos de la supuesta amenaza rusa.

"Estamos protegiendo a Alemania y Francia frente a Rusia y un número de países (entre ellos Alemania) han cerrado un acuerdo sobre el nuevo gaseoducto" del mar Báltico, por el cual Berlín "pagará millones y millones de dólares al año" a Moscú. "Creo que esto es muy inapropiado y es algo negativo para la OTAN que no debería suceder", ha criticado Trump.

"Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque obtendrán entre el 60 y el 70 por ciento de la energía de Rusia a través del nuevo gaseoducto", ha asegurado el mandatario estadounidense en una reunión bilateral a primera hora de la mañana de este miércoles con el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, que ha tenido lugar en el marco de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la OTAN de los días 11 y 12 de julio en Bruselas.

Trump ha advertido de que "debemos hablar con Alemania" sobre esta cuestión ya que este país "solo destina poco más del 1 por ciento del PIB a gasto militar y a la OTAN mientras que Estados Unidos está pagando el 4,2 por ciento".

En ese sentido, Stoltenberg ha reconocido que "todos coincidimos en que debemos hacer más" respecto al aumento del gasto militar al que se han comprometido los países aliados para contentar a Trump, pero ha recordado que "tras años de recortes en los presupuestos de defensa, el año pasado se produjo el mayor incremento en gasto en Europa y Canadá en una generación", algo que ha calificado de "buena noticia".

"Estimamos que los aliados europeos y Canadá aportarán 266.000 millones de dólares extra para defensa entre este año y 2024, algo que supondrá un dinero extra", ha dicho el noruego, quien ha destacado el "liderazgo" de Trump para que esto sea posible y el hecho de que "nos estamos moviendo en la dirección correcta pero todavía debemos hacer más y eso es lo que vamos a tratar en esta cumbre" de líderes de la OTAN.

Por último, Stoltenberg ha insistido en que "una OTAN fuerte es bueno para Europa" pero también para Washington, ya que la presencia militar norteamericana en suelo europeo "ayuda a Estados Unidos a proyectar influencia hacia Oriente Próximo y África", a la vez que "la influencia política, económica y militar de Europa" es "útil" para "hacer frente a Rusia".

"Esperamos su reunión con el presidente (Vladimir) Putin y creo que los líderes también están esperando sus pensamientos sobre esta reunión", ha dicho Stoltenberg sobre el encuentro que el presidente estadounidense mantendrá con el mandatario ruso en Helsinki el próximo 16 de julio.

MERKEL Y PUTIN QUIEREN SEGUIR ADELANTE CON EL GASODUCTO

El pasado 18 de mayo, la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguraron que tienen previsto continuar con el proyecto del gasoducto Nord Stream 2, a pesar de la oposición de Estados Unidos.

Mediante este gasoducto Rusia se propone suministrar gas a través del mar Báltico directamente a Alemania y desde allí hacia Europa Occidental. Pero Trump se encuentra entre los más críticos del proyecto y ha advertido de la existencia de una dependencia demasiado grande de los países de la UE respecto a Moscú, en un contexto de creciente tensión entre el bloque comunitario y Rusia.

Por su parte, Putin ha manifestado que comprende la posición del presidente Trump. "Él defiende los intereses de sus empresarios y quiere vender su producto (gas licuado estadounidense) en el mercado europeo", dijo en su reunión con Merkel en la ciudad rusa de Sochi.

Contador