Trump dice que "muchas de las filtraciones que están saliendo de la Casa Blanca son mentiras"

354815.1.644.368.20170529014828
Vídeo de la noticia
Actualizado 29/05/2017 11:48:52 CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este domingo que "muchas de las filtraciones que están saliendo de la Casa Blanca son mentiras", criticando nuevamente a los medios por publicar "noticias falsas".

"Es mi opinión que muchas de las filtraciones que están saliendo de la Casa Blanca son mentiras creadas por los medios de las noticias falsas", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter, insistiendo en sus críticas contra lo que describe como 'fake news'.

"Cuando vean las palabras 'fuentes dicen' en los medios de las noticias falsas, y no mencionan nombres, es muy posible que esas fuentes no existan, sino que sean inventadas por los escritores de noticias falsas", ha agregado. "¡Las noticias falsas son el enemigo!", ha remachado.

Las palabras de Trump han tenido lugar después de volver a Estados Unidos tras su primera gira internacional y en medio de las informaciones sobre los intentos de su yerno, Jared Kushner, de intentar establecer un canal secreto de comunicaciones con Rusia antes de que llegara a la Presidencia estadounidense.

Este mismo domingo, el secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, John F. Kelly, ha justificado el intento de Kushner de establecer un canal secreto de comunicación con Rusia y ha calificado la iniciativa de "una cosa buena".

"Es normal, opino, y aceptable", ha afirmado Kelly en declaraciones a un programa de la cadena estadounidense ABC News. "Es buena cualquier fórmula para comunicarse con las personas, en particular con las organizaciones que no son particularmente amistosas con nosotros", ha argumentado.

El secretario ha rechazado la idea de que la existencia de ese canal secreto suponga un riesgo para la seguridad de Estados Unidos. "Cualquier canal de comunicación, secreto o no, es bueno", ha apuntado en otra entrevista con Fox News en la que ha insinuado que no estaba al tanto de la conversación de diciembre entre Kushner y el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kisliak. "No me interesa", ha apostillado.

Además, ha argumentado que el hecho de que exista un canal secreto no supone un problema en sí mismo, siempre que se comparta esa información. "Los canales secretos de información no se mantienen necesariamente en secreto del resto del Gobierno", ha remachado Kelly.

La noticia saltó a la luz el viernes, cuando el diario 'The Washington Post' publicó que Kushner, incluido en la investigación del FBI sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del pasado 8 de noviembre, habló con Kisliak acerca de la posibilidad de establecer una vía de comunicación secreta.

Kisliak habría comunicado a sus superiores en Moscú que Kushner le propuso esta vía de comunicación en una reunión celebrada a principios de diciembre --antes de que el presidente asumiera el cargo-- en la Torre Trump, según información de Inteligencia a la que estas fuentes han accedido.

En esta reunión también estaría presente el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, que se vio obligado a renunciar el cargo tras salir a la luz los contactos que había mantenido precisamente con Kisliak.

La Casa Blanca hizo pública esta reunión el pasado mes de marzo, si bien quiso quitar hierro a la misma. No obstante, varias personas cercanas al caso sostienen que el FBI está considerando de nuevo este encuentro, así como una reunión que Kushner habría tenido con un banquero ruso, como asuntos de interés para la investigación.

Los investigadores están especialmente interesados en personas que pudieron influir en el equipo electoral y en el actual Gobierno pero que ya se han salido del círculo de Trump, como el antiguo responsable de campaña Paul Manafort o el propio Flynn.

El Departamento de Justicia nombró la semana pasada al exdirector del FBI Robert Mueller como fiscal especial para dirigir la investigación sobre la supuesta injerencia rusa. Trump respondió a esta designación denunciando una "caza de brujas" contra él. Dijo sentirse el político "peor tratado" de la historia de Estados Unidos.

La designación de Kushner como asesor de la Casa Blanca planteó ciertas dudas desde el inicio del mandato de Trump acerca de un posible conflicto de intereses, dados los extensos intereses empresariales y la influencia de la hija del mandatario, Ivanka, con quien está casado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies