Trump espera que la participación de Corea del Norte en los Juegos de PyeongChang "traiga algo bueno"

Donald Trump
REUTERS / POOL NEW
Publicado 03/02/2018 7:02:46CET

WASHINGTON, 3 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado este viernes que espera que la participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán este mes en la localidad surcoreana de PyeongChang, "traiga algo bueno" a pesar de la postura desafiante de las autoridades norcoreanas.

Los comentarios de Trump han tenido lugar después de que éste se reuniera con varios desertores norcoreanos en la Casa Blanca. Según el presidente estadounidense, se trata de "un asunto espinoso". "Vamos a ver cómo sale todo. Creemos que las Olimpiadas serán agradables. Después de eso, quién sabe", ha aseverado el magnate.

El dirigente ha señalado que el evento deportivo podría servir como un indicador de el estado actual en el que se encuentra la crisis norcoreana. Las autoridades de Corea del Norte, por su parte, han instado a Estados Unidos y Corea a no reanudar los ejercicios militares en la península de Corea una vez finalicen los Juegos Olímpicos de Invierno.

Pyongyang no ha vuelto a realizar ensayos balísticos desde noviembre y, en enero, reanudó el diálogo con Corea del Sur, lo que ha permitido su participación en los Juegos de PyeongChang y ha contribuido a una disminución de la tensión tras un año de amenazas.

Asimismo, Trump ha asegurado que su encuentro con los desertores no supone un intento por enviar un mensaje a Corea del Norte. "Ellos estaban aquí y dije: tenemos que contar vuestra historia", ha explicado.

En relación con las medidas puestas en marcha para hacer frente a la crisis en la península de Corea, Trump ha destacado que la Administración estadounidense ha hecho todo lo que estaba en su mano dadas las pocas concesiones realizadas por sus predecesores en el cargo.

"Nos hemos quedado sin carretera. (...) No tenemos una vía a la izquierda. Así que veremos lo que sucede, pero mientras tanto pasaremos las Olimpiadas y quizá salga algo bueno de ellas. Quién sabe", ha afirmado.

La reanudación del diálogo intercoreano, que se produjo tras dos años de silencio, se dio después de que Washington y Seúl llegaran a un acuerdo para cancelar las maniobras militares en la región de cara a los Juegos, que comenzarán la próxima semana y finalizarán el 18 de marzo.

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, ha señalado que no es buena idea reanudar los ejercicios militares conjuntos, los cuales son considerados por parte de Pyongyang como un preludio a la invasión de su territorio.

Ri ha aseverado que "la paz y la seguridad de la península de Corea se encuentran en peligro". Por ello, ha insistido en que Corea del Norte "se esforzará por mantener las relaciones intercoreanas de cara al futuro".

Por otra parte, ha acusado a Estados Unidos de manipular a la opinión pública al asegurar que las presiones ejercidas por Washington a través de las sanciones impuestas son las que han provocado un acercamiento entre las dos Coreas.