Trump inicia en Utah la drástica reducción de las reservas indias y parques naturales

Reserva del Monumento Nacional de Bears Ears, Utah
REUTERS / ANDREW CULLEN
Publicado 04/12/2017 21:44:46CET

WASHINGTON, 4 Dic. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este lunes una reducción del 90 por ciento de la reserva Monumento Nacional Bears Ears, en Utah, primer paso de su anunciada política de reducción y eliminación de reservas indias y parques naturales anunciada en abril.

El anuncio es el resultado de una revisión del Departamento de Interior que ha durado meses y que ha tiene como punto de mira 27 monumentos nacionales --reservas y parques naturales-- para que los estados y municipios tengan un mayor control sobre el uso de estas tierras.

Los monumentos nacionales son creados por orden ejecutiva del presidente bajo el amparo de la Ley de Antigüedades de 1906, mientras que los parques nacionales son competencia exclusiva del Congreso. La ley buscaba proteger lugares sagrados y objetos históricos, por lo que Trump argumenta que sus antecesores han abusado de esta norma de forma innecesaria para obstaculizar las explotaciones de hidrocarburos, mineras o la construcción de infraestructuras como carreteras.

Trump ha aprovechado un discurso en Salt Lake City, la capital de Utah, para anunciar que las 500.000 hectáreas del Monumento Nacional de Bears Ears --creado en 2016 por Barack Obama-- se verá reducido a dos zonas que sumarán 92,5 hectáreas.

Trump también ha defendido dejar en la mitad las 770.000 hectáreas del Monumento Nacional de Grand Staircase-Escalante, creado en 1996 por Bill Clinton.

El cauce legal ahora depende del congresista republicano por Utah Rob Bishop, presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes. Bishop presentará una proposición de ley con los cambios planteados por Trump.

PROTESTAS INDIAS Y ECOLOGISTAS

Sin embargo, las cinco tribus indias --navajos, hopis, zunis, montañas utes e indios utes-- que impulsaron la creación del Monumento Nacional de Bears Ears y que ahora lo gestionan, previsiblemente llevarán esta medida a los tribunales porque lo consideran un lugar sagrado.

"Vamos a contraatacar de inmediato. Las cinco tribus resistirán juntas para defender Bears Ears", ha asegurado la abogada del Fondo por los Derechos de los Nativos Americanos Natalie Landreth, quien sostiene que la decisión va en contra de la Ley de Antigüedades.

Obama creó Bears Ears días antes de que concluyera su mandato para satisfacer la demanda de las tribus, pero también los grupos ecologistas podrían sumarse a la batalla legal y las movilizaciones.