Trump insiste en que México "pagará, de alguna forma" el muro en la frontera

Donald Trump
CARLOS BARRIA / REUTERS
Publicado 24/04/2017 4:48:35CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido este domingo en que el Gobierno de México "pagará, de alguna forma" el muro que pretende construir en la frontera entre ambos países.

En un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter, el mandatario ha indicado que el muro es "muy necesario", criticando a los demócratas por "no querer destinar dinero de los presupuestos" a su construcción.

En marzo, Trump pidió al Congreso 3.000 millones de dólares (unos 2.766 millones de euros) para construir el muro en la frontera con México y para otras inversiones esenciales en control de fronteras.

Apenas un mes antes, firmó la orden ejecutiva que autoriza la construcción de un muro en la frontera, bajo la premisa de que "una nación sin fronteras no es una nación".

Para Trump, existe una "crisis" en la linde entre Estados Unidos y México. "Las organizaciones criminales internacionales operan sofisticadas redes de tráfico de drogas y personas y operaciones de contrabando a ambos lados de la frontera sur, contribuyendo a un aumento de los crímenes violentos en Estados", esgrimió en la orden ejecutiva.

Además, subrayó que, al margen de las cuestiones de seguridad, "la reciente ola de inmigración ilegal en la frontera sur ha supuesto una significativa presión sobre los recursos federales y ha superado a las agencias encargadas de la seguridad fronteriza, así como a las comunidades locales".

La orden ejecutiva detalla que por frontera sur debe entenderse "la línea terrestre contigua entre Estados Unidos y México, incluyendo todos los puntos de entrada" y por muro "una barrera física que no pueda traspasarse".

Trump ha subrayado que quiere colaborar con México para mejorar la seguridad y las oportunidades económicas a ambos lados de la frontera y ha avanzado que hablará con Peña Nieto de posibles medidas para combatir los cárteles y luchar contra el tráfico ilegal de dinero y armas.

El presidente ha defendido su llegada a la Casa Blanca como un punto de inflexión en materia de seguridad, alegando que durante estos años las fuerzas y cuerpos no han podido hacer su trabajo de forma apropiada. Como medida inmediata, planea contratar otros 5.000 agentes fronterizos y de aduanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies