Trump y Xi escenifican la "amistad" entre China y EEUU pese a los roces bilaterales

Donald Trump y Xi Jinping
CARLOS BARRIA / REUTERS
Actualizado 07/04/2017 23:44:26 CET

WASHINGTON, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha recibido este viernes a su homólogo chino, Xi Jinping, en su complejo vacacional de Mar-a-Lago, en Florida, con quien, según ha revelado el magnate neoyorquino, ha logrado entablar una "amistad" a pesar de las diferencias entre ambos países en temas de política internacional y comercial.

"Hemos desarrollado una amistad", ha dicho Trump en declaraciones a los medios de comunicación. "Puedo verlo y creo que será duradera. Vamos a tener una gran relación, confío en ello", ha añadido, de acuerdo con el portal de noticias Politico.

Además, ha afirmado que han conseguido "un progreso tremendo" en la relación bilateral, hasta el punto de que "muchos de los problemas potenciales van a ir desapareciendo", si bien no ha detallado qué materias han abordado.

Xi ha confirmado la versión de Trump. "Hemos logrado un profundo entendimiento y hemos construido confianza, una relación preliminar de trabajo y amistad", ha valorado y ha confiado en poder alcanzar "una relación amistosa" en beneficio de "la paz y la estabilidad del mundo".

La sintonía entre los dos líderes internacionales ha sido tal que Xi ha invitado a Trump a visitar el gigante asiático y éste ha aceptado, aunque las fechas aún no han sido acordadas, según ha informado la agencia de noticias oficial de China, Xinhua.

PLAN DE 100 DÍAS

Sobre el contenido sustantivo de las conversaciones entre Trump y Xi, solo se conoce que han acordado elaborar un plan de 100 días para las negociaciones comerciales, con las que Estados Unidos pretende reducir su déficit con China, un asunto que ha tensado las relaciones.

"Dada la amplitud y magnitud de los asuntos a tratar, puede que sea ambicioso, pero es un gran cambio en la senda de las discusiones", ha dicho el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, a los medios de comunicación.

Se espera que los presidentes aborden también las pruebas nucleares y los ensayos balísticos de Corea del Norte --apoyado por China--, así como la seguridad en el Mar de China Meridional, cuyas aguas se disputan varios países de la región.

SIN 'BIG MAC'

Trump, acompañado por la primera dama, Melania, ha agasajado a Xi y a su mujer con una cena en la que se ha servido carne con bebidas típicas de China y Estados Unidos, en lugar del "Big Mac" que recomendó a su antecesor, Barack Obama, dar de comer al mandatario chino durante la campaña electoral.

De acuerdo con la prensa estadounidense, el encuentro con Xi ha estado especialmente cuidado por temor a que la espontaneidad de Trump ofendiera a su invitado. Sin embargo, el escenario del cara a cara, Mar-a-Lago, ha sido objeto de una fuerte polémica por la posibilidad de que China se molestara porque allí fue donde Trump recibió al primer ministro japonés, Shinzo Abe.

La reunión también se ha visto ensombrecida por la orden que Trump ha dado poco antes a las Fuerzas Armadas estadounidenses de atacar una base militar del régimen de Bashar al Assad, en represalia por el ataque químico del pasado martes en Idlib. China ha reclamado contención a todas las partes y sus aliados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies