Ennahda dice que los responsables del asesinato de Chokri Belaid "merecen la pena más dura"

 

Ennahda dice que los responsables del asesinato de Chokri Belaid "merecen la pena más dura"

Actualizado 27/02/2013 5:13:51 CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El partido islamista Ennahda ha descrito este martes a los responsables del asesinato de Chokri Belaid, líder del Movimiento Patriótico Democrático Unificado, fuerza marxista y panárabe que forma parte del Frente Popular, de "criminales que merecen la pena más dura".

"Todos los que se hayan visto implicados en el crimen, que hayan apoyado o facilitado este acto serán considerados cómplices del mismo", ha agregado la formación a través de un comunicado, recogido por la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Asimismo, Ennahda ha "deplorado" las acusaciones vertidas contra el partido por el asesinato de Belaid y ha indicado que se reserva el derecho de presentar una denuncia "contra todos aquellos que han dirigido al partido o a sus integrantes acusaciones gratuitas y provocativas".

Belaid había encabezado en los últimos meses una campaña de denuncias contra la presunta complicidad de Ennahda y las Ligas de Defensa de la Revolución, que algunos opositores describen como el brazo armado del movimiento islamista.

Días antes de su asesinato, proporcionó una lista de presuntos miembros de Ennahda involucrados en el ataque contra un acto del Frente Popular en la localidad de Le Kef. Asimismo, acusó al Ejecutivo tunecino de connivencia con los episodios de violencia política en el país.

En este sentido, Ennahda ha reiterado su "condena a crimen odioso" que "ha amenazado la paz y la coexistencia pacífica entre los tunecinos", al tiempo que ha expresado su respeto por las fuerzas de seguridad y el sistema judicial del país.

En el texto, la formación islamista ha pedido a los partidos y a la sociedad civil que sean solidarios y colaboren para evitar "una espiral de violencia". Por último, ha abogado por "ceñirse a un pensamiento moderado y al concepto islámico del punto medio".

Este mismo martes, la Policía ha identificado al presunto responsable del asesinato de Belaid y ha indicado que es miembro de un grupo radical salafista, tal y como ha anunciado el futuro primer ministro de Túnez, Ali Larayedh.

Durante el año pasado, algunos grupos salafistas impidieron varios conciertos y obras de teatro en distintas ciudades de Túnez, alegando que dichos eventos violaban los principios islámicos.

Estos grupos también asaltaron la embajada de Estados Unidos el pasado mes de septiembre tras la difusión de un vídeo que insultaba a la figura de Mahoma, unas imágenes que provocaron graves altercados en todo el mundo musulmán.

Aunque la transición política de Túnez ha sido más pacífica que las de los vecinos Egipto y Libia, las tensiones son muy altas entre los islamistas electos al poder y los liberales, que temen la pérdida de las libertades duramente ganadas.

Pese a que los islamistas no jugaron un papel decisivo en la revuelta tunecina, el peso del Islam en el futuro Gobierno se ha convertido en uno de los temas políticos más polémicos en Túnez.

Los salafistas, por su parte, exigen mayor presencia en los asuntos religiosos del país, lo que alarma a muchos sectores de la sociedad, que temen que traten de imponer sus creencias a la población a expensas de las libertades individuales, los derechos de la mujer y la democracia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies