Tunez impone el toque de queda en Gafsa por el estallido de disturbios

Actualizado 24/11/2011 19:30:43 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades tunecinas han impuesto un toque de queda en la provincia de Gafsa, la segunda mayor del país, después de que estallasen nuevos disturbios en protesta por las contrataciones en una mina de fosfatos local.

Las manifestaciones, con "disturbios y saqueos", se produjeron en dos ciudades de esta región, situada 360 kilómetros al suroeste de la capital del país. Numerosas personas salieron a las calles de Om Larayss y Mthila después de quedarse fuera de la lista de contratados por la minera.

Algunos habitantes hablan abiertamente de "manipulación" y "abusos" en el proceso de contratación, tras el cual han sido admitidos inicialmente 503 jóvenes, a la espera de que otros 200 sean aceptados para servicios forestales y de medio ambiente. Sin embargo, la cifra de solicitantes rondó los 14.000, sobre los cuales ha tenido que decidir una comisión estatal, informa la agencia de noticias TAP.

Un testigo, Hedi Radaoui, ha relatado a Reuters que "jóvenes prendieron fuego a comisarías de Policía e instalaciones de la Compañía de Fosfatos de Gafsa y la Oficina de Trabajo".

Otra fuente, Amen ben Abdalá, ha lamentado en declaraciones a esta agencia que, en Mthila, "todo está destruido". "La mayoría de las tiendas están cerradas, las carreteras bloqueadas, la mayoría de los edificios están quemados", ha explicado, en un mensaje en el que ha acusado a las autoridades de "ignorar" la región pese a las posibles consecuencias "desastrosas" de las movilizaciones.

Un portavoz del Gobierno provincial ha anunciado la imposición de un toque de queda nocturno que entrará en vigor este jueves por la tarde y que limitará los movimientos entre las siete de la tarde y las seis de la mañana.

CALMA EN KASSERINE

Los disturbios de Gafsa, iniciados el miércoles, se suman a los que han sacudido la cercana región de Kasserine, donde este jueves por la mañana se ha recuperado la "calma" perdida, según TAP. Las fuerzas de seguridad llegaron a disparar al aire para tratar de dispersar una manifestación el miércoles.

Unidades del Ejército vigilan edificios susceptibles de ser atacados y patrullan las calles de la ciudad de Kasserine para tratar de prevenir nuevos incidentes violentos. En el caso de esta región, las manifestaciones se deben a una lectura realizada el martes en la inauguración de la recién elegida Asamblea Constituyente y en la que se omitieron, dentro de la lista de "mártires" de la revolución, los nombres de personas fallecidas en Kasserine.

Túnez, origen de la 'primavera árabe', celebró el mes pasado las primeras elecciones tras la caída en enero del dictador Zine al Abidine Ben Alí. El partido islamista Ennahda, de carácter moderado, logró la victoria en esos comicios.