Turquía arremete contra la UE y se declara "harta" de su condescendencia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Turquía arremete contra la UE y se declara "harta" de su condescendencia

Erdogan frente a la bandera de Turquía.
MURAD SEZER / REUTERS
Publicado 15/11/2016 13:46:57CET

ANKARA, 15 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno turco ha seguido este martes con su disputa particular con la Unión Europea, con la que las conversaciones para la liberación de visados están en punto muerto después del golpe de Estado fallido y la represión con la que el Ejecutivo de Recep Tayyip Erdogan ha respondido al mismo.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha defendido este martes que la UE debería elegir entre Turquía o sus enemigos, añadiendo que Bruselas no debería esperar que Ankara cambie sus leyes antiterroristas.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, ha afirmado que Turquía está "harta" de la actitud condescendiente de la UE en las conversaciones para la adhesión al bloque, que comenzaron hace once años.

En rueda de prensa junto al ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, Cavusoglu ha defendido que serán los turcos quienes decidan o no reinstaurar la pena de muerte, una decisión que podría suponer el fin del proceso de adhesión.

"Estamos verdaderamente hartos de estas declaraciones degradando a Turquía. Los criterios están claros pero hay doble rasero y un enfoque de doble faz. Eso es lo que no nos gusta", ha denunciado Cavusoglu.

Por su parte, Steinmeier ha dicho que ha expresado su preocupación sobre los arrestos masivos y el trato dado a los medios desde el golpe de Estado fallido, pero también ha afirmado que Alemania apoya a su aliado de la OTAN en la lucha antiterrorista.

"He trasladado las preocupaciones que tenemos sobre los numerosos arrestos, los arrestos masivos, y la libertad de opinión y prensa", ha afirmado. Más de 110.000 personas han sido destituidas o suspendidas de sus empleos tras la intentona y unas 36.000 han sido detenidas. Además, se ha procedido al cierre de algunos medios.

Por otra parte, Steinmeier se ha mostrado contrario a que la UE rompa las conversaciones de adhesión con Turquía, un socio clave para el bloque a la hora de frenar el flujo de inmigrantes y refugiados que llegan desde Oriente Próximo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies