Turquía.- El Gobierno expresa su deseo de que Öcalan emita un llamamiento para el alto el fuego antes del 21 de marzo

Actualizado 15/03/2013 5:00:33 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro turco Bülent Arinç ha manifestado este jueves que el Gobierno espera que el líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdulá Öcalan, emita un llamamiento para el alto el fuego antes del 21 de marzo, fecha en la que comienzan las festividades por el Noruz, el año nuevo en el calendario persa, con gran implantación entre la comunidad kurda.

"Si el proceso continúa el camino positivo que tenía al principio, esperamos una declaración, comunicación o instrucción por parte de Öcalan antes del 21 de marzo", ha dicho Arinç durante una entrevista concedida a la cadena de televisión turca A Haber.

"Asumo que este proceso no puede estar relacionado con un desarme inmediato, pero (el PKK) debería tomar la decisión de iniciar un alto el fuego. Tras ello, espero que haya un anuncio o proclamación que diga que 'las armas han de permanecer en silencio a partir de ahora'", ha agregado.

Así, Arinç ha subrayado que "el 21 de marzo es muy significativo y si la promesa de Öcalan tiene significado, podría ocurrir". Pese a ello, ha valorado que "señalar una fecha es seguramente muy optimista".

Las declaraciones del viceprimer ministro turco han llegado apenas un día después de que el PKK liberara a ocho funcionarios públicos turcos que tenía en su poder en el norte de Irak en el marco de proceso de paz iniciado entre el grupo y el Gobierno.

Aunque las autoridades turcas han mantenido conversaciones con miembros del PKK en anteriores ocasiones, las negociaciones siempre se han mantenido secreto y últimamente parecían encalladas. Este último reconocimiento de las conversaciones del Gobierno con el PKK ha alimentado las expectativas de paz.

El PKK, considerado como grupo terrorista por Turquía, Estados unidos y la Unión Europea, comenzó en 1984 una guerra de guerrillas y diversos ataques terroristas contra las fuerzas de seguridad turcas y ciudades del país en los que han muerto 40.000 personas.

Los combates se centran principalmente en la región montañosa fronteriza con Irak e Irán, aunque el PKK ha llevado a cabo atentados en otros puntos del país.

Históricamente, los ataques del PKK contra las fuerzas de seguridad turcas se han centrado en el sureste del país, que forma parte del territorio histórico del Kurdistán, que se extiende entre Turquía, Siria, Irak e Irán, así como una pequeña área de Armenia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies