Turquía insiste en que sigue habiendo algunos combatientes kurdos sirios al oeste del Éufrates

Publicado 31/08/2016 9:33:15CET

ESTAMBUL, 31 Ago. (Reuters/EP) -

Algunos combatientes de las milicias kurdas sirias permanecen al oeste del río Éufrates pese a las promesas de que se trasladarán al este, algo que es inaceptable, ha defendido este miércoles el ministro turco para la UE, Omer Celik, en declaraciones a la agencia Anatolia.

Preguntado sobre las informaciones que apuntaban a que Turquía había llegado a un acuerdo de alto el fuego con los combatientes kurdos en Siria, Celiz ha dicho que el PYD, el principal partido kurdo sirio, es una organización terrorista y Turquía un país soberano, por lo que no puede llegar a un acuerdo de ese tipo.

Previamente, un portavoz del Ministerio de Exteriores turco había negado la existencia de una tregua entre el Ejército y el Consejo Militar de Jarablús, un grupo armado aliado con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), recalcando que "las operaciones continuarán".

El portavoz, Tanju Bilgiç, ha recalcado que la operación 'Escudo del Éufrates' "continuará mientras que terrorismo que llega de esa zona preocupe a los ciudadanos turcos".

Asimismo, ha dicho que Ankara "sigue esperando a ver si Estados Unidos está comprometido con su promesa de que, tras la operación en Manbij, no quedarían miembros de las Unidades de Protección Popular (YPG) al oeste del Éufrates".

Horas antes, Sharfan Darwish, portavoz del Consejo Militar de Manbij, explicó que el alto el fuego está en vigor desde la medianoche del lunes y que, de momento, se ha respetado por ambas partes.

Sin embargo, fuentes militares turcas afirmaron que no se ha pactado ninguna tregua con los kurdos en Siria. El Ministerio de Defensa incluso ha emitido un comunicado para aclarar que la ofensiva en suelo sirio continuará hasta eliminar la amenaza de la frontera.

'ESCUDO DEL ÉUFRATES'

El Gobierno turco puso en marcha la semana pasada la operación 'Escudo del Éufrates' para alejar de su frontera a las Unidades de Protección Popular (YPG), a las que vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que considera una organización terrorista.

Las YPG son el brazo armado del principal partido kurdo de Siria y forman parte de las FDS, una alianza rebelde apoyada por la coalición internacional que lidera Estados Unidos y que ha resultado ser clave en la lucha contra el Estado Islámico.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, había urgido a Turquía a centrarse en la lucha contra el Estado Islámico y dejar de atacar a las fuerzas kurdas, a las que la Casa Blanca ha apoyado como parte de su campaña contra la organización terrorista en Siria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies