Rice llega a Ankara para arrancar a Turquía la promesa de que no atacará el norte de Irak

Actualizado 02/11/2007 14:05:16 CET

La secretaria de Estado propondrá únicamente reforzar la cooperación antiterrorista entre Washington, Ankara y Bagdad

ESTAMBUL (TURQUIA), 2 Nov. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Ildefonso González) -

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, aterrizó a primera hora de la mañana en Ankara, donde tratará de convencer a las principales autoridades turcas de que no opten por la vía militar para luchar contra el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak.

Rice se entrevistará en las próximas horas, por este orden, con el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan; con el presidente de la República, Abdulá Gül, y con el ministro de Asuntos Exteriores y jefe de las negociaciones con la Unión Europea (UE), Alí Babacan. Ya por la tarde, Rice se desplazará hasta Estambul para participar en la II Cumbre Ampliada de Ministros de Asuntos Exteriores de los Países Vecinos de Irak que concluirá mañana sábado.

Las medidas de seguridad en torno a su persona se han extremado hasta límites insospechados. Unos 1.500 policías protegerán a Rice durante su escala en Ankara, mientras que en Estambul unos 2.500 agentes formarán un cordón de seguridad en los dos hoteles donde se desarrolla la cita internacional. Asimismo, helicópteros de la Policía controlarán todos los movimientos del vehículo --blindado y dotado con un equipo de radiofrecuencia para la detección de bombas-- que Rice empleará durante su estancia en Turquía.

El gran despliegue policial es consecuencia en parte de las manifestaciones que ya están convocadas en protesta por la visita de la secretaria de Estado al país euroasiático. Ayer, varias decenas de personas se concentraron pacíficamente en el centro de Ankara y entonaron cánticos como "Rice, vete a casa" o "Saca tus manos sangrientas de Turquía", en una clara referencia a la invasión de Irak.

A la conferencia asistirá también el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien llegó a la capital turca casi a la misma hora que Rice. El máximo responsable de Naciones Unidas será recibido por Erdogan, Babacan y Gül. Este último le agasajará con un almuerzo en su honor, indicó hoy la prensa local.

Según el comunicado de la Dirección General de Prensa de Turquía, en la cumbre de Estambul se verán las caras los ministros de Asuntos Exteriores, o al menos altos representantes, de los países vecinos y amigos de Irak --Irán, Kuwait, Bahrein, Arabia Saudí, Egipto y Siria-- y de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU --Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia--.

Asimismo, han sido invitados delegados de los restantes países del G8 --Japón, Alemania, Italia y Canadá-- y de varias organizaciones internacionales, como la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), la Liga Arabe y la Comisión Europea.

DECLARACION FINAL

Según informó hoy la agencia Anatolia, la declaración final que será dada a conocer mañana al término de la reunión subrayará "la integridad terroritorial y la unidad política de Irak", abogará por "reforzar el papel de Naciones Unidas en Irak" y evaluará "los esfuerzos de los grupos de trabajo sobre la cuestión de los refugiados iraquíes", así como cuestiones relativas a la energía y la seguridad del país árabe.

Igualmente, se determinarán "las futuras contribuciones de los países vecinos y de la comunidad internacional a Irak", destacando especialmente el "desarrollo de la cooperación entre Irak y sus vecinos en la lucha contra el terrorismo".

¿MEDIACION DE IRAN?

Sin embargo, será la cuestión de la reciente escalada de tensión entre Turquía e Irak la que centrará el interés de la conferencia, al menos en las reuniones entre bambalinas que dieron comienzo ayer. Por ejemplo, el ministro iraní de Exteriores, Manucher Mottaki, ya se ha entrevistado con su homólogo turco, a quien ha propuesto el establecimiento de una comisión a tres bandas --Turquía-Irak-Irán-- para hacer frente juntos al problema del terrorismo del PKK. No obstante, Mottaki, quien esta mañana se encontró con Gül, ha rechazado que Teherán pretenda ejercer de mediador oficial en la crisis turco-iraquí.

Quien sí está dispuesto a mediar e impedir una operación militar transfronteriza de Turquía en el norte de Irak es Estados Unidos. Rice lo dejó bien claro anoche durante una charla con los periodistas que le acompañaban en el avión con destino a Ankara. La secretaria de Estado abogó por revitalizar un mecanismo de consulta tripartito creado hace un año entre Washington, Ankara y Bagdad.

"El PKK es el enemigo común de Turquía, Estados Unidos e Irak. Necesitamos encontrar una estrategia eficaz para esta amenaza. Pero no podremos hacerlo sin coordinación entre las tres partes", adelantó Rice, agregando que las medidas más eficaces serán "aquellas que permitan responder a la amenaza sin agravar la situación".

Sin embargo, Babacan exigió ayer "medidas concretas". "Ninguno de los métodos (empleados hasta ahora para luchar contra el PKK) funcionó. Turquía no repetirá los mismos errores. Los mecanismos que fallaron en el pasado no se reactivarán. No podemos perder más tiempo", señaló.

Por ello, la prensa local coincidió hoy en señalar que no se esperan resultados concretos de la visita de Rice a Turquía. Por el contrario, centró toda la atención en la entrevista que Erdogan mantendrá el próximo lunes en Washington con el presidente estadounidense, George W. Bush.