Turquía recalca que no permitirá la entrada de parlamentarios de Alemania a la base de Incirlik

Mevlut Cavusoglu
VINCENT KESSLER/REUTERS
Publicado 31/05/2017 4:08:19CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha recalcado este martes que las autoridades no permitirán la entrada de parlamentarios alemanes a la base aérea de Incirlik.

"Vemos que Alemania apoya todo lo que vaya contra Turquía. En estas circunstancias no es posible abrir la base de Incirlik a los parlamentarios alemanes", ha dicho, apuntando que Ankara consideraría su posición si Berlín "da pasos positivos en el futuro".

Asimismo, ha afirmado que su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, visitará el país el 5 de junio, apuntando que durante su viaje tratarán la disputa en torno a Incirlik, según ha informado el diario local 'Hurriyet'.

A mediados de mayo, la canciller alemana, Angela Merkel, tildó de "desafortunada" la decisión de Turquía de prohibir por segunda vez la visita de diputados alemanes a las tropas de su país estacionadas en dicha base aérea.

"Se le ha dejado claro a Ankara a través de varios canales. El Bundeswehr es un Ejército parlamentario. Por eso, es absolutamente necesario que haya visitas de nuestros diputados a nuestros soldados", indicó entonces.

El Gobierno alemán aseguró que seguirá intentando que los parlamentarios visiten la base, si bien ya ha adelantado que está considerando alternativas para la retirada de sus soldados de Incirlik, con Jordania como opción de destino más probable.

Unos 260 soldados alemanes están destacados en la base de Incirlik como parte de la alianza internacional contra Estado Islámico. La mayoría cumple misiones de reconocimiento con cazabombarderos del tipo 'Tornado' o de abastecimiento de las fuerzas que combaten contra los yihadistas en Siria e Irak.

El año pasado, una delegación de parlamentarios alemanes recibió primero la negativa de visitar a las tropas, pero posteriormente Ankara dio luz verde. Las relaciones se enfriaron entonces al reconocer el Parlamento alemán como genocidio la matanza masiva de armenios durante el Imperio Otomano.

Durante este año, la tensión bilateral ha aumentado a consecuencia de la campaña en torno al referéndum celebrado el 14 de abril en Turquía para modificar la Constitución y ampliar los poderes del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

Las autoridades alemanas prohibieron los mítines de miembros del Gobierno turco en el país, lo que llevó a Erdogan a decir que las decisiones de Berlín en este sentido eran "no muy diferentes a las que se tomaban durante el periodo del nazismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies