Turquía/Siria.- Ankara niega que sus fuerzas entraran en Siria para detener a cinco sospechosos de un atentado

 

Turquía/Siria.- Ankara niega que sus fuerzas entraran en Siria para detener a cinco sospechosos de un atentado

Actualizado 14/03/2013 7:55:55 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior de Turquía, Muamer Güler, ha desmentido este miércoles que las fuerzas de seguridad turcas lanzaran una operación en el interior de Siria para detener a cinco personas por su presunta vinculación con el atentado perpetrado con un minibús bomba el pasado 11 de febrero en Cilvegozu, un paso fronterizo entre ambos países, ubicado en la provincia turca de Hatay (sur).

"Ningún miembro del Departamento de Policía llevó a cabo una operación en el extranjero. Las personas en cuestión fueron detenidas en el puesto fronterizo tras un seguimiento por parte de las fuerzas de seguridad", ha dicho, según ha informado el diario turco 'Today's Zaman'.

"Nuestra Policía y la unidad de Inteligencia trabajaron con gran coordinación con las instancias judiciales. Se examinaron miles de fotografías y se llevaron a cabo pruebas de reconocimiento facial y seguimiento por sistema global para las comunicaciones móviles para conseguirlo", ha argumentado.

"Sabemos que los sospechosos pretendían llevar a cabo ataques similares, por lo que incrementamos los esfuerzos para asegurar la frontera del país", ha agregado Güler.

Respecto a la presunta colaboración de varias milicias sirias en la detención, entre ellas el Frente al Nusra --que mantiene lazos con la organización terrorista Al Qaeda--, el ministro turco ha dicho que "hay muchos canales de coordinación durante este tipo de operaciones" y que "uno o varios podrían haber sido utilizados".

El diario turco 'Yeni Safak' señaló el martes que las fuerzas de seguridad turcas contactaron con el Ejército Libre Sirio (ELS), que aglutina a gran parte de los grupos que combaten contra las fuerzas de Bashar al Assad, para capturar a los sospechosos del atentado, que huyeron a Siria tras su ejecución.

Posteriormente, esta información fue enviada por el ELS al Frente al Nusra --incluido por Estados Unidos en su lista de organizaciones terroristas-- y a las Brigadas al Faruk, así como a la Brigada Fatih Sultan Mehmet, que controla las zonas montañosas de Latakia (oeste). Tras ello, los sospechosos fueron localizados en el área de Selme, en Latakia, tras lo que los rebeldes informaron a las autoridades turcas.

En base a las informaciones publicadas por el diario, la detención fue finalmente llevada a cabo por un equipo turco de operaciones especiales, que trasladó a los sospechosos a Turquía, punto que ha sido desmentido por Güler.

A pesar de que no se ha acusado directamente al Gobierno sirio de la explosión, las observaciones vertidas por el ministro del Interior turco tras el anuncio de la detención sobre los vínculos de los sospechosos con las fuerzas de seguridad sirias probablemente conllevarán a una reprimenda por parte de Damasco, que ha acusado a Turquía de apoyar a "terroristas" dentro de sus propias fronteras.

Estos lazos fueron recalcados por el diario turco 'Radikal' quien dijo el martes, citando a fuentes policiales, que uno de los sospechosos reveló haber recibido órdenes del comandante de las Fuerzas Acorazadas sirias Ammid Havvas y que recibieron 35.000 dólares (alrededor de 27.000 euros) por el ataque.

"Elegimos el puesto de Cilvegozu por ser la ruta más importante de ayuda humanitaria a los refugiados que han escapado de Al Assad. Nuestro propósito era bloquear la ayuda y culpar a la oposición", dijo el sospechoso, identificado como A.B. Asimismo, admitió que planificaban un segundo ataque en el campamento de refugiados de Öncüpinar, en la provincia de Kilis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies