Ucrania abre una investigación penal por el ataque contra los observadores de la OSCE en Lugansk

 

Ucrania abre una investigación penal por el ataque contra los observadores de la OSCE en Lugansk

Vehículos de la OSCE en Ucrania
VALENTYN OGIRENKO
Publicado 24/04/2017 13:04:28CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades ucranianas han abierto una investigación penal por el ataque perpetrado el domingo contra los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en la provincia de Lugansk, en el este del país, que se saldó con un muerto y dos heridos.

La Fiscalía de Lugansk ha informado en un comunicado, recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik, de que la causa se basa en el artículo 258 del Código Penal, sobre ataques terroristas con víctimas mortales, que sanciona con entre diez y 15 años de cárcel y hasta cadena perpetua.

El viceministro de Exteriores de Rusia, Sergei Riabkov, ha reclamado este lunes una investigación para esclarecer las circunstancias de este suceso, al tiempo que ha defendido Moscú y Washington deberían usar su influencia sobre las partes en conflicto --los separatistas y las fuerzas gubernamentales-- para que se cumplan los acuerdos de Minsk, que implican un cese de las hostilidades.

El secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier, ya anunció el mismo domingo la apertura de una investigación. "Esperamos la máxima colaboración de todas las partes interesadas", subrayó en un comunicado.

El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, ha asegurado este lunes que el Kremlin está dispuesto a asumir sus responsabilidades como garante de los acuerdos de Minsk. "Influiremos sobre Donetsk y Lugansk para que haya una respuesta por su parte, cuando Kiev por fin vuelva o, mejor dicho, empiece a cumplir sus obligaciones", ha sostenido.

Un vehículo de la misión de observación de la OSCE sufrió una explosión, al parecer, al activar un artefacto durante una patrulla por la provincia de Lugansk. Un observador estadounidense murió y un checo y una alemana resultaron heridos.

El incidente tuvo lugar en los alrededores de la localidad de Prishib, controlada por los separatistas prorrusos. Según la Milicia Popular de Lugansk, el coche de la OSCE "se desvió de la ruta principal y se movió por carreteras secundarias, lo cual está prohibido".

La OSCE denuncia que estas rutas "prohibidas", así como otras restricciones al movimiento de sus observadores, contravienen los términos de su mandato como responsable de vigilar el desarrollo del alto el fuego en el este de Ucrania que debería cumplirse conforme a los acuerdos de Minsk.

"Reitero mi llamamiento a un alto el fuego duradero, la retirada del armamento, el desminado completo y un compromiso real con la paz", ha dicho Zannier en un nuevo comunicado difundido este lunes.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies