La UE abordará con Erdogan en la cumbre la cuestión "difícil" de los periodistas detenidos en Turquía

Publicado 09/03/2018 17:55:52CET

BRUSELAS, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea abordará con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en la cumbre de líderes prevista a priori el 26 de marzo en Varna (Bulgaria) la cuestión "difícil" de los periodistas detenidos en Turquía.

"En esta cumbre, todas las cuestiones se discutirán, incluidas las difíciles", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Alexander Winterstein, al ser preguntado el impacto para la cumbre de la condena a 25 periodistas este jueves a penas de hasta siete años y medios por pertenencia a un grupo terrorista, debido a sus supuestos vínculos con el movimiento del clérigo Fetulá Gulen, al que Ankara responsabiliza del golpe fallido de julio de 2016. La mayoría son periodistas del diario 'Zaman', crítico con el Gobierno.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya dejó claro en septiembre a Ankara de que no habrá avances posibles en las relaciones entre la UE y Turquía mientras mantengan a periodistas encarcelados.

"Hemos dejado nuestra posición clara en lo que respecta a la libertad de medios y lo que esperamos de Turquía está extremadamente claro", ha agregado en la misma rueda la portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Maja Kocijancic, que ha insistido en que los mensajes se han "pasado" a Ankara "en muchos niveles". "Y esta sigue siendo nuestra posición", ha remachado.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, plantearon a principios de febrero al presidente turco, Reep Tayyip Erdogan, celebrar una cumbre el próximo 26 de marzo en la localidad búlgara de Varna para abordar el futuro de las relaciones entre ambos bloques y la situación del Estado de Derecho y las libertades fundamentales en Turquía y cuestiones de interés regional.

No obstante, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE evaluarán en su próxima reunión en marzo si se dan las condiciones para celebrar la cumbre tras las últimas violaciones de la soberanía territorial de Chipre y Grecia en el Mediterráneo Oriental y el Egeo por parte de Ankara.

Las relaciones entre la UE y Turquía se han deteriorado fuertemente por el retroceso democrático y de las libertades fundamentales en Turquía tras el intento de golpe de Estado de julio de 2016 y la posterior polémica reforma constitucional, aprobada en referéndum, que da plenos poderes a Erdogan y, ahora, se han vuelto a resentir por los últimos incidentes en el Mediterráneo Oriental y el Egeo, así como la detención de dos soldados griegos en la frontera turca.

Los Gobiernos europeos han rechazado hasta ahora dar pasos más drásticos como romper las negociaciones de adhesión con Ankara, conscientes de la necesidad de mantener su cooperación en áreas prioritarias como la lucha contra el terrorismo y la inmigración, aunque sí han acordado reorientar las ayudas a la preadhesión a la sociedad civil.

De los 3.000 millones de euros prometidos a Ankara para apoyar a los refugiados sirios a cambio de su cooperación para frenar la inmigración a Europa, más de 1.850 millones han sido desembolsados y el resto se desembolsará de aquí al 2021 según vayan avanzando los proyectos.