Rubalcaba pide a los países africanos que cumplan con las readmisiones pese a lo "impopular" de esta medida

Actualizado 10/07/2006 19:07:32 CET

RABAT, 10 Jul. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, lanzó hoy un mensaje a los países africanos para que cumplan los acuerdos de readmisión suscritos con España pese a que estas medidas resultan "a veces enormemente impopulares" en los países de origen y de tránsito de la inmigración ilegal.

"Es necesario que se cumplan los acuerdos de readmisión, que son un instrumento clave en una política disuasoria que es fundamental en la lucha contra la inmigración ilegal. Se trata de combatir la afirmación de las mafias según la cual las vías de entrada irregular en Europa son tan efectivas como las legales", manifestó en su intervención ante la Conferencia euroafricana de migración y desarrollo que se inició hoy en Rabat (Marruecos).

En este sentido, señaló que los españoles reconocen lo "mucho" que están haciendo los vecinos africanos en este área. "Hemos trabajado intensamente en los últimos meses con Marruecos, Mauritania, Senegal. Somos conscientes del esfuerzo que diferentes países están haciendo para aplicar, no sin dificultades, estos tratados de readmisión que resultan a veces enormemente impopulares en los países de origen y de tránsito de la inmigración ilegal", apuntó.

El ministro hizo hincapié en que África no puede permitirse el que los ciudadanos más cualificados se integren en este proceso migratorio en beneficio de los países de acogida como España, "que no siempre puede atender como merecen" sus cualificaciones y deseos de progreso. "No puede permitirse que sus mejores ciudadanos arriesguen sus vidas o pongan su vida en manos de delincuentes sin escrúpulos", insistió a los participantes africanos.

Rubalcaba precisó que Europa no tiene las posibilidades para hacer frente a "una recepción masiva y desordenada" de inmigrantes y subrayó la necesidad de que estos flujos migratorios que llegan a Europa lo hagan "de forma coordinada".

"Queremos que los inmigrantes tengan unas condiciones dignas de trabajo y de integración en nuestra sociedad. Pedimos la colaboración de los países de origen y de los países de tránsito con el establecimiento de cauces y de procesos de colaboración que nos permitan que estos procesos migratorios se produzcan de forma ordenada y que por supuesto nos garantice una lucha eficaz contra la inmigración ilegal", indicó.

Entre tanto, dejó claro que países como España no pueden "prescindir" de algunas medidas necesarias como las de "reforzar" la capacidad de control de las fronteras nacionales en los países de salida y de tránsito, la mejora de la cooperación operativa entre los distintos países y "por supuesto" el establecimiento de mecanismos que permitan un "tratamiento estrictamente respetuoso" con los Derechos Humanos para aquellos que son víctimas de las redes de inmigración ilegal.

Cuando se combate la inmigración ilegal, pura y sencillamente, estamos combatiendo las redes de delitos, las redes de delincuencia. España, no hace mucho, era un país de emigración y aprovechamos positivamente esa emigración. Hoy somos un país de inmigración y estamos aprovechando positivamente esta inmigración", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies