Austria recrea un moderno café vienés en el edificio de las cumbres europeas

Actualizado 25/01/2006 21:14:31 CET

BRUSELAS, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Austria, que ejerce este semestre la presidencia de turno de la Unión Europea, ha querido dejar su impronta en la sede del Consejo Europeo recreando un moderno café vienés en el bar que frecuentan los periodistas durante las cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno celebrados trimestralmente en Bruselas.

En la rediseñada cafetería, que le ha costado al Gobierno de Wolfgang Schuessel 280.000 euros y en la que se servirá café procedente del llamado 'comercio justo', predominan los tonos granate combinados con el gris y se han instalado diez grandes pantallas de televisión.

Los antiguos sillones de tela azul han dado paso a unos taburetes altos, distribuidos en torno a esbeltas mesas metálicas, que proporcionan en su conjunto un ambiente más luminoso. Unas grandes jardineras de cristal transparente con flores naturales contribuyen a darle al recinto cierto aire 'glamuroso'. El local ha sido bautizado con el nombre de 'Café Austria'.

Es una tradición que cada presidencia del Consejo haga un regalo al edificio Justus Lipsius, sede del Consejo, y la iniciativa de remodelar la cafetería de la prensa fue bien acogida desde el primer momento. Además, se trata de un proyecto muy europeo, porque la iluminación y los objetos metálicos, como las mesas, proceden de Austria, la madera de Finlandia y la instalación eléctrica corrió a cargo de compañías belgas.

La Presidencia austriaca tiene también la intención de usar objetos ecológicos durante el semestre que esté al frente de la UE y por ello proporcionará bolígrafos de madera en las reuniones ministeriales.