Bruselas asegura que tiene "claro" cuáles son los "límites" en las negociaciones con Mercosur

 

Bruselas asegura que tiene "claro" cuáles son los "límites" en las negociaciones con Mercosur

Actualizado 27/01/2011 19:15:16 CET

BRUSELAS, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha asegurado que tiene "claro" cuáles son los "límites" que no puede sobrepasar en las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con los países del Mercosur, relanzadas en 2010 tras varios años en punto muerto.

"Les aseguro que en estas negociaciones no creo que haya una falta de coherencia entre lo que hace la Unión Europea y lo que vamos a negociar. Sé que hay límites", ha declarado el comisario en el pleno del Comité de Regiones de la UE, órgano consultivo sin capacidad de decisión, en el que las regiones le han transmitido las dudas que plantea un convenio con los países del Cono Sur.

La Comisión Europea relanzó los contactos con el bando sudamericano en 2010, bajo presidencia española, pese a las críticas de países como Francia y de los agricultores galos y españoles, entre otros, que temen pérdidas en sus sectores si se abre el mercado a Mercosur.

Ciolos ha destacado en su intervención que la agricultura comunitaria "se beneficia mucho" del mercado internacional porque compite con "alimentos de calidad" y por ello ha defendido los acuerdos comerciales con terceros países.

En el caso concreto de las conversaciones con Mercosur, el comisario ha insistido en que independientemente de las ambiciones de la otra parte él es consciente de cuáles son las líneas rojas para la UE. "Tengo claros los límites en esta negociación", ha repetido.

Por otra parte, el comisario ha recordado a las regiones las claves de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) que deben negociar los 27 durante los próximos dos años y ha defendido la idea de que la reforma permita un reparto "más justo" entre los agricultores de la UE. También se ha comprometido a dar la batalla por un presupuesto "fuerte", pero ha matizado que se trata de una decisión "política" en la que participan el Consejo y la Eurocámara.

El equilibrio de los territorios, la seguridad alimentaria y la gestión sostenible de los recursos naturales son tres objetivos que no deben separarse unos de otros, según ha dicho Ciolos, quién, además, ha pedido a la sociedad europea que "reconozca" lo que aporta la agricultura y que "aliente el apoyo moral y, sobre todo, financiero" para que los agricultores y productores puedan "hacer más".

Además ha apuntado que no ha "olvidado" las necesidades específicas de los productos locales y de los productos de montaña, para los que ha dicho que habrá propuestas concretas "a lo largo de este año", una vez ultime los estudios de impacto en marcha.

Por último, en respuesta a las quejas de varias regiones, entre ellas Murcia y La Rioja, que han alertado de que los estándares que se exigen a los alimentos extracomunitarios son menores que los que deben cumplir los productores de la UE, Ciolos ha asegurado que las reglas fitosanitarias de la UE se aplican "del mismo modo" a las importaciones y ha apuntado a los Estados miembros como los responsables de "aplicar" unas reglas "que ya existen" en los controles en frontera.

Sí ha admitido la dificultad de incluir exigencias en materia medioambiental o social en los acuerdos con terceros países: "No es tan fácil. No digo que no haya que hacerlo, pero no llegará enseguida".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies