Bruselas presentará hoy sus planes para desmembrar los grandes grupos energéticos

Actualizado 19/09/2007 10:22:34 CET

La nueva normativa incluirá un mecanismo para restringir la entrada de países terceros en empresas energéticas comunitarias

BRUSELAS, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea presentará hoy sus propuestas legislativas para desmembrar los grandes grupos energéticos y forzar la separación de propiedad obligatoria entre las actividades de producción y la gestión de las redes, una iniciativa abanderada por España y Reino Unido pero a la que se oponen enérgicamente Francia y Alemania.

El Ejecutivo comunitario sostiene que la separación de propiedad es la mejor receta para garantizar que todas las compañías tienen acceso a la red de manera no discriminatoria, lo cual da a los consumidores más posibilidades de elegir entre varios suministradores, y para incentivar las inversiones necesarias en infraestructuras que eviten apagones.

No obstante, ante la presión de franceses y alemanes Bruselas incluirá en sus textos legislativos --dos directivas y tres reglamentos-- una segunda opción menos drástica que ya anunció en enero y que se basa en el modelo escocés: consiste en que los grandes grupos energéticos puedan seguir conservando la propiedad de la red pero cedan su gestión a un operador independiente.

El pasado mes de julio, el ministro de Industria, Joan Clos, y sus homólogos de Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Bélgica y Rumanía, enviaron una carta a los comisarios de Energía y Competencia, Andris Piebalgs y Neelie Kroes, en la que defendían la separación de propiedad como la "mejor opción" y aseguraban que el resto de modelos no son "convincentes" y generarán mucha más burocracia.

Los planes legislativos de Bruselas incluyen también por primera vez un mecanismo para restringir la entrada de países terceros en empresas energéticas comunitarias, que afectará sobre todo Rusia. De lo que se trata, según explicaron fuentes comunitarias, es de garantizar que las medidas de liberalización adoptadas por los Estados miembros no se vean amenazadas por la intervención de empresas de fuera del mercado comunitario que actúan por motivos no comerciales sino más bien políticos.

Asimismo, la Comisión propondrá fijar una serie de exigencias de información esenciales que las empresas energéticas deberán suministrar a los reguladores para aumentar así la transparencia del mercado y evitar que las nuevas compañías se vean perjudicadas frente a los operadores históricos.

Otra de las novedades es la creación de un sistema para reforzar la cooperación entre los operadores de red para garantizar la seguridad de la misma y prevenir mejor los apagones. Todas estas propuestas serán debatidas por los ministros de Energía de los Veintisiete el 3 de diciembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies