Bruselas reitera que Hungría debe adoptar los cambios exigidos para iniciar negociaciones sobre ayuda financiera

Actualizado 25/01/2012 14:30:26 CET

BRUSELAS, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha reiterado este miércoles que espera que el Gobierno de Hungría le presente "rápidamente" los cambios legislativos exigidos especialmente para garantizar la independencia del Banco Central húngaro para poder iniciar las negociaciones sobre la ayuda financiera solicitada a la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bruselas lanzó el pasado día 17 un expediente sancionador contra las autoridades húngaras por los cambios legislativos en el marco de su reforma constitucional que a su juicio han provocado una merma en la independencia del Banco Central nacional y en la agencia de protección de datos y sobre la independencia judicial por la decisión de Budapest de rebajar la jubilación obligatoria de jueces y fiscales hasta los 62 años y le dio un mes para hacer los cambios necesarios.

Después de que el primer ministro húngaro, Viktor Orban, reiterara este martes al presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, en un encuentro en Bruselas, "la disposición de Hungría de abordar rápidamente las cuestiones remitidas por la Comisión" el Ejecutivo comunitario espera que Budapest le remita "rápidamente" sus respuestas formales con los cambios exigidos.

"Esperamos respuestas formales a cada una de las preocupaciones planteadas", ha recalcado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, en rueda de prensa.

La portavoz ha insistido en que Bruselas mantiene sus preocupaciones y ha recordado la condición "clave" que ha puesto el Ejecutivo comunitario a Budapest sobre la necesidad de garantizar la independencia del Banco Central del país para poder iniciar las negociaciones sobre la ayuda financiera solicitada. "Las cosas no han cambiado", ha zanjado la portavoz.

Barroso y Orban no entraron ayer a "negociar sobre puntos específicos" de los cambios legislativos exigidos por Bruselas aunque sí intercambiaron puntos de vista "sobre las áreas de preocupación" planteadas. "Ahora necesitamos ver las respuestas formales", ha insistido Ahrenkilde, que ha confiado en que Budapest presente "pronto" los cambios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies