La CE asegura al sindicato Solidaridad que no cerrará el astillero de Gandks por ayudas ilegales

Actualizado 31/08/2007 19:43:29 CET

BRUSELAS, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea aseguró hoy a una delegación del sindicato polaco Solidaridad que no tiene previsto decretar el cierre de los históricos astilleros de Gandsk, que recibieron una ayuda estatal que Bruselas declaró ilegal, y explicó que lo que persigue es que se reduzca su tamaño para que su actividad no tenga consecuencias negativas sobre la competencia.

Los comisarios de Competencia, Neelie Kroes, y de Trabajos y Asuntos Sociales, Vladimier Spidla, recibieron este viernes a miembros del sindicato Solidaridad -cuyo líder Lech Walesa encabezó la lucha polaca contra el régimen soviético en los años 80- en el marco de las negociaciones que mantienen Bruselas y Varsovia por el caso de las ayudas públicas que recibieron los astilleros y que fueron declaradas ilegales.

Polonia y la Comisión ya acordaron que, en lugar de tener que reembolsar estos fondos, los astilleros de Szczecin y de Gdynia, mantendrán las ayudas a la reestructuración siempre que reduzcan su capacidad de producción "para asegurar que no hay distorsión en la competencia", explicó Bruselas en un comunicado. Sin embargo, todavía no está resuelta la situación del astillerode Gdansk, para el que la Comisión exige las mismas condiciones pero que Varsovia se niega a reducir. Kroes se dijo hoy "confiada" en que "se pueda alcanzar un acuerdo sobre Gdansk".

La visita de los miembros de Solidaridad se produjo en el contexto de estas negociaciones que ya duran dos años y hoy la Comisión se hizo cargo del valor "histórico" de estos lugares e insistió en que su objetivo no es el cierre, sino encontrar un acuerdo para que puedan continuar su actividad y mantener los puestos de trabajo de una forma "sostenible", pero sin afectar a la competencia.

"No significa cerrar los astilleros", afirmó Kroes en el comunicado. "Por el contrario, quiero ver que Gdansk se reestructura y se convierte en una compañía con éxito, capaz de mantenerse por su propio pie sin apoyo estatal", añadió.

Afirmó además que "esto interesa a los astilleros, a los trabajadores y a la economía polaca en conjunto". "Los astilleros de Gdansk tuvieron un papel crucial en la historia Europea y en la lucha por la libertad y la reunión de Europa. Merece un futuro sostenible y viable y ése es nuestro objetivo",aseveró.