La CE pide a los Veintisiete que se esfuercen por resolver cuestiones políticas pendientes del Tratado de Reforma

Actualizado 05/10/2007 19:50:05 CET

BRUSELAS, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió hoy a los Estados miembros que se esfuercen por resolver las cuestiones políticas pendientes para que se pueda alcanzar un acuerdo definitivo sobre el nuevo Tratado de Reforma en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Lisboa los días 18 y 19 de octubre.

La presidencia portuguesa de la UE hizo público este viernes el borrador de Tratado elaborado por los juristas de los Veintisiete a partir del mandato que pactaron los líderes europeos en junio, en el que se han resuelto ya todos los problemas técnicos, especialmente la traducción jurídica del 'opt-out' logrado por Reino Unido en materia de Justicia e Interior.

El Tratado de Reforma consta de 152 páginas, a las que hay que añadir 12 protocolos que ocupan 76 páginas y 53 declaraciones en 25 páginas.

Ahora queda pendiente la petición de Polonia de incluir dentro del texto del Tratado un mecanismo para retrasar la toma de decisiones cuando una minoría de países se oponga y no tenga votos suficientes para bloquearla (el denominado 'compromiso de Ioannina'). Esta cuestión no estaba en el mandato de los expertos jurídicos y por ello no se ha resuelto.

Varsovia ha presentado además otras demandas políticas -como contar con un abogado general en el Tribunal de Justicia- y lo mismo han hecho otros Estados miembros, según explicaron fuentes de la presidencia portuguesa, que subrayaron que todas estas cuestiones deben resolverse ya a nivel político y se podrán sobre la mesa en la reunión de ministros de Exteriores del 15 de octubre.

Durao Barroso se felicitó por el resultado "positivo" del trabajo de los expertos porque, a su juicio, se ha logrado "traducir el acuerdo político alcanzado en junio en un texto legal que representa una solución equilibrada con progresos adicionales en algunas cuestiones pendientes".

El Ejecutivo comunitario hubiera preferido, destacó Barroso, "soluciones de mayor alcance en algunos problemas pendientes, pero en cualquier caso considera que se han logrado los objetivos marcados y que el texto final "ha reflejado correctamente el consenso entre los 27 Estados miembros, lo que es un logro sin precedentes".

"El Tratado de Reforma dará a la Unión la capacidad de actuar en interés de sus ciudadanos a través de una mayor coherencia de cara al exterior, de un proceso de toma de decisiones más eficaz y de una mayor democracia", subrayó el presidente de la Comisión en un comunicado.

"Confío en que pueda alcanzarse un acuerdo político sobre los problemas pendientes en el Consejo Europeo informal de Lisboa los días 18 y 19 de octubre y pido a todos los Estados miembros que lo hagan posible", concluyó Barroso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies