La CE propone aumentar en 12.000 millones de euros el presupuesto de la UE pactado por los líderes de los 25

Actualizado 01/02/2006 18:34:44 CET

Barroso pide que el acuerdo con el Parlamento se cierre en abril

BRUSELAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea propuso hoy aumentar hasta un máximo de 12.000 millones de euros el presupuesto de la UE para el periodo 2007-2013 pactado por los líderes de los Veinticinco en la cumbre de diciembre. Los fondos adicionales se utilizarían para responder a imprevistos, como catástrofes naturales o necesidades de la política exterior, y financiar nuevos programas.

Esta propuesta está contenida en el documento final adoptado por el Ejecutivo comunitario para negociar un acuerdo institucional sobre las perspectivas financieras con las otras dos instituciones, el Consejo y la Eurocámara. Bruselas aboga por un importante incremento de la flexibilidad en los futuros presupuestos con el objetivo de reaccionar mejor ante los cambios y los nuevos desafíos a los que puede enfrentarse la UE.

El presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, subrayó que es necesario que las tres instituciones lleguen a un acuerdo en abril. "Todo el mundo entiende bien que si no es así, la ejecución de muchos programas de la UE planteará problemas a partir del 1 de enero de 2007. Tenemos que actuar con rapidez, y ser al mismo tiempo prudentes, responsables y realistas".

La flexibilidad que propugna el Ejecutivo comunitario se traduce en primer lugar en el denominado 'instrumento de flexibilidad', que en la actualidad se limita a 200 millones de euros al año y se usa prácticamente en su totalidad en el área de política exterior. Este dinero no está incluido en el techo presupuestario sino que la Comisión lo pide como financiación extra a los Estados miembros caso por caso cuando se presenta una necesidad.

Bruselas quiere aumentar el montante del instrumento de flexibilidad hasta 700 millones al año (casi 5.000 millones durante todo el periodo). Además, se ampliaría su alcance, al cubrir no sólo imprevistos sino también nuevas necesidades multianuales.

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario pretende que el denominado fondo de solidaridad, creado para responder a catástrofes naturales aunque en el futuro se usará también para paliar los efectos de atentados terroristas, no se incluya en el techo de gasto del 1,045% del PIB comunitario pactado en diciembre sino que sea también dinero extra. El fondo está dotado con 1.000 euros al año.

De este modo, si se agota el margen de flexibilidad hasta su límite máximo, podrían obtenerse 12.000 millones de euros más del dinero pactado entre los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco. No obstante, Bruselas considera que es poco probable que se vaya a agotar el fondo de solidaridad, ya que en los 4 años que lleva funcionando sólo se han gastado de media el 25% de los recursos (756 millones en 2002, 107 millones en 2003, 22 millones en 2004 y 97 millones en 2005). En la actualidad, este fondo sí que está incluido en el techo presupuestario.

En su propuesta de acuerdo, el Ejecutivo comunitario define además las reglas básicas del nuevo fondo europeo de ajuste a la globalización, que servirá para ayudar a los trabajadores que se queden sin empleo como consecuencia de deslocalizaciones o reconversiones, asistiéndoles en la formación y la búsqueda de empleo. El fondo estará dotado de 500 millones de euros al año que se financiarán con otras partidas del presupuesto de la UE que no hayan sido utilizadas.

Finalmente, la Comisión recoge la cláusula de revisión del presupuesto de la UE tal y como la pactaron los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco. En 2008 o 2009, Bruselas presentará una amplia propuesta que cubra toda la estructura del presupuesto, incluyendo el gasto y capítulos como la política agrícola común, y los ingresos, con especial atención al 'cheque británico'.

El acuerdo interistitucional establece reglas y mecanismos para gestionar el marco financiero durante el periodo de 7 años y para definir los presupuestos anuales. Tiene que ser acordado por el Consejo, el Parlamento Europeo y la Comisión. Sin él, no habrá dinero para los programas previstos para la UE ampliada, y la ejecución de hasta la mitad del presupuesto podría estar en riesgo.

En 1999, cuando se negociaron las anteriores perspectivas financieras para el periodo 2000-2006, costó menos de dos meses cerrar el acuerdo interinstitucional. Bruselas considera "crucial" que ocurra lo mismo esta vez y se cierre en abril para tener suficiente tiempo de preparar los programas y puedan entrar en vigor el 1 de enero de 2007.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco pactaron el pasado diciembre un presupuesto de 862.363 millones de euros para el periodo 2007-2013, cifra que representa el 1,05% del PIB comunitario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies