La Comisión Europea inicia el camino para la supresión de las bombillas de alto consumo

 

La Comisión Europea inicia el camino para la supresión de las bombillas de alto consumo

Actualizado 22/06/2007 19:09:47 CET

El objetivo es ahorrar 15 millones de toneladas de CO2 de aquí a 2020

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) - La Comisión Europea inició hoy el camino para la supresión paulatina de las bombillas de alto consumo durante la primera reunión del foro de consulta integrado por representantes de Estados miembros, de ONG's, industria y asociaciones de pequeños y medianos empresarios (Pymes) para abordar la adopción de los requisitos sobre la eficacia energética de las bombillas y otros productos de consumo energético.

La Comisión lanzará también en los próximos días un nuevo estudio sobre la iluminación en los hogares que podría llevar, tras el consiguiente procedimiento de toma de decisiones, a la supresión paulatina de las bombillas incandescentes a partir de 2009.

"El potencial de ahorro de emisiones de CO2 gracias a las medidas de 'ecoconcepción' aplicables a los productos de consumo energético es del orden de 180 millones de toneladas de CO2, el equivalente de un cuarto del objetivo de reducción de emisiones del 20% de aquí a 2020, de las cuales casi 15 millones de toneladas podrían ahorrarse recurriendo a bombillas de bajo consumo en las casas", relató el comisario de Energía, Andris Piebalgs.

"Las medidas aplicables a la 'ecoconcepción' juegan un importante papel en la reducción de las emisiones de CO2, mejoran nuestra seguridad de suministro y reducen los costes para los consumidores", destacó.

"La industria europea está bien situada para aprovechar la ocasión que ofrecen los productos y servicios de bajo consumo energético y pocas emisiones de carbono", declaró, por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Empresas y política industrial, Günter Verheugen.

La discusión de este viernes giró básicamente sobre la mejora del medio ambiente, la durabilidad y calidad de los productos, el reciclaje y un calendario adecuado para hacer desaparecer del mercado los productos menos eficaces para luchar contra el cambio climático.

El Consejo Europeo de primavera celebrado el pasado marzo invitó a la Comisión Europea a aplicar rápidamente las exigencias mínimas en materia de eficacia energética y el Ejecutivo comunitario trabaja desde 2005 para poner a punto estos requisitos en el marco de la directiva sobre 'ecoconcepción' de los productos que consumen energía, como el alumbrado público, las oficinas, los hogares, los ordenadores, las lavadoras y objetos similares.

La mayoría de los estudios para obtener los datos técnicos y económicos para averiguar qué exigencias ecológicas se fijarán a catorce grupos de productos se fijarán en 2007, lo que permitirá a la Comisión Europea adoptar medidas concretas a partir de 2008. Las primeras medidas se consultarán con las partes afectadas antes de que finalice el año, sobre todo las que se refieren a la iluminación pública y de oficinas.

En cuanto a la iluminación de los hogares, las medidas serán en 2009 y podrían llevar a una supresión gradual de las bombillas incandescentes, que son las que más electricidad consumen. Bruselas definirá también un plan de trabajo con una lista indicativa de grupos de productos suplementarios que serán tenidos en cuenta para fijar prioridades a la hora de adoptar nuevas medidas a lo largo de los próximos tres años.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies