La UE condena la ejecución

Actualizado 29/12/2009 16:57:53 CET

BRUSELAS, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea condenó este martes la ejecución por las autoridades chinas del británico Akmal Shaij, acusado de tráfico de drogas, y reiteró su rechazo a este castigo y su defensa de la abolición de la pena de muerte en el marco del respeto de los Derechos Humanos.

En una declaración de la presidencia de turno sueca, los Veintisiete "condenan en los términos más firmes" la ejecución de Shaij y "lamentan que China no haya atendido los repetidos llamamientos de la Unión Europea y uno de sus miembros para que se conmutara la pena de muerte" dictada contra este británico.

"La Unión Europea reitera su absoluto rechazo al uso de la pena de muerte en todas las circunstancias y recuerda que cualquier fallo o error de la justicia en la aplicación de la pena capital representa una pérdida irreparable e irreversible de una vida humana", subraya el comunicado.

En este sentido, los Veintisiete se muestran "convencidos de que la abolición de la pena de muerte forma parte integral del respeto a los Derechos Humanos y la protección de la dignidad humana".

Shaij, de 53 años, fue ejecutado este martes por inyección letal en la región china de Xinjiang, en cuya capital, Urumqi, fue detenido en septiembre de 2007 en posesión de más de cuatro kilos de heroína que había transportado desde el vecino Tayikistán.

Su familia y el Gobierno británico habían alegado que éste tenía problemas mentales en su defensa, pero el Gobierno chino rechazó este argumento, afirmando que no está probado puesto que no hay un historial médico que lo demuestre.