Los ministros de Exteriores invitarán mañana a Cuba a dialogar en Bruselas sobre democracia y derechos humanos

Actualizado 17/06/2007 14:48:08 CET

Los 27 constatarán la "deplorable" situación de los DDHH y exigirán la libertad "incondicional" de los presos políticos

BRUSELAS, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La UE se muestra "preparada para retomar un diálogo integrado y abierto con las autoridades de Cuba", según el texto de conclusiones que ratificarán mañana los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete, y que acompaña a la posición común de la UE sobre La Habana, que se hace cada año desde su instauración en 1996. Constatarán, no obstante, la "deplorable" situación de los derechos humanos y exigirán la liberación "incondicional" de los presos políticos.

Pese a que las conclusiones ya han sido pactadas por los embajadores, los ministros discutirán sobre Cuba durante el almuerzo porque el representante de la República Checa, siempre beligerante contra el aperturismo hacia Cuba, quiere hacer una declaración durante el almuerzo, según informaron fuentes diplomáticas.

El texto acordado señala que la UE "estaría dispuesta a retomar un diálogo integrado y abierto con las autoridades cubanas en todos los ámbitos de interés común". "Este diálogo debería incluir toda la gama de potenciales ámbitos de cooperación, incluidas las esferas política, de derechos humanos, económica, científica y cultural", agrega.

Según el borrador, este diálogo "debería tener lugar de manera recíproca y no discriminatoria" y en su contexto "la UE subrayará al Gobierno cubano su punto de vista sobre la democracia, los Derechos Humanos universales y las libertades fundamentales". Concluye esta parte que "para tantear esto, una delegación cubana será invitada a Bruselas".

SOCIEDAD CIVIL Y OPOSICIÓN

El texto que aprobarán los ministros afirma que el diálogo al que se muestra dispuesta la UE se desarrollará "de la misma manera" que el "diálogo intenso con la sociedad civil y con la oposición pacífica".

El documento empieza haciendo referencia a que "el sistema político, económico y social en Cuba se mantiene esencialmente sin cambios", a pesar de "la primera transferencia temporal de poder en 48 años de Fidel Castro a un liderazgo compartido dirigido por su hermano Raúl Castro", lo que, en vista de la UE, "constituye una nueva situación".

En este contexto, "el Consejo urge al Gobierno cubano a emprender las necesarias reformas políticas y económicas para mejorar la vida diaria del pueblo cubano".

DERECHOS HUMANOS

Añade que "la UE sigue los desarrollos políticos en Cuba, incluida la situación de los derechos humanos, desde muy cerca" y "deplora" que ésta "no haya cambiado fundamentalmente, a pesar de que ha disminuido el número de prisioneros políticos y los casos de acoso".

En este sentido, denuncia que "el Gobierno cubano continúa negando a sus ciudadanos derechos reconocidos internacionalmente, derechos y libertades políticas y económicas".

"La UE, una vez más, urge al Gobierno cubano, también en su calidad de miembro del Consejo de Derechos Humanos (de la ONU), a liberar incondicionalmente a todos los prisioneros políticos, y reafirma que este asunto constituye una prioridad en su política hacia Cuba". También insta a La Habana a que "permita la libertad de información y expresión" y le "invita" a "cooperar en este aspecto".

Afirma que "el compromiso pacífico con la libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos universales garantizarán la solidaridad y el apoyo continuado de la UE", que "continuará su diálogo con la sociedad civil de Cuba y ofreciendo a todos los sectores sociales apoyo práctico hacia un cambio pacífico en Cuba".

Por último, la UE "reconoce el derecho de los ciudadanos cubanos a decidir independientemente sobre su futuro y está dispuesta a contribuir positivamente al futuro desarrollo de todos los sectores de la sociedad cubana, incluido por medio de instrumentos de cooperación al desarrollo".

POSICIÓN COMÚN

Según las fuentes, este borrador será aprobado para añadirse a la posición común de la UE hacia Cuba, que se mantiene desde su instauración en 1996 y que pide a La Habana "fomentar un proceso de transición pacífica hacia la democracia pluralista y el respeto de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, así como una recuperación económica sostenible".

También se mantiene invariable el texto que se acordó el año pasado sobre las sanciones diplomáticas que la UE impuso a Cuba tras la oleada de detenciones en la primavera de 2003 y que fueron suspendidas en junio de 2005.

No ha prosperado una versión anterior de las conclusiones en la que se apostaba por la eliminación completa de las sanciones. En el párrafo que finalmente desapareció del borrador se leía que "el Consejo decide que la UE está dispuesta a eliminar las medidas impuestas en marzo de 2005" en aras de que "este diálogo abierto e integral se establezca".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies