La UE da luz verde a la última prórroga posible para los controles interiores que aplican varios países Schengen

 

La UE da luz verde a la última prórroga posible para los controles interiores que aplican varios países Schengen

Cartel a la entrada de la localidad luxemburguesa de Schengen
WOLFGANG RATTAY / REUTERS
Publicado 11/05/2017 15:30:09CET

BRUSELAS, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho han dado este jueves luz verde a la recomendación de la Comisión de autorizar la última prórroga de seis meses posible para los controles sistemáticos que varios países del espacio Schengen reintrodujeron en sus fronteras interiores hace ya casi año y medio, con el objetivo de reducir la presión migratoria sobre su territorio.

Los controles deben estar limitados en alcance, frecuencia, localización y tiempo a las condiciones estrictamente necesarias para responder a amenazas graves para la seguridad interior o el orden público.

Con ello, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega podrán seguir aplicando los controles sistemáticos durante un plazo adicional de seis meses a contar a partir de este mes de mayo, cuando caduca el actual permiso.

Se trata de la última prórroga posible, por lo que el Ejecutivo comunitario ha pedido a los cinco países afectados a poner en marcha todas las medidas "alternativas" posibles, con el fin de permitir una retirada "progresiva" de la vigilancia actual.

En concreto, la medida está dirigida a la frontera terrestre de Austria con Hungría y Eslovenia; a la de Alemania sólo a su linde con Austria y a la de Dinamarca en sus puertos con enlaces de transbordadores a Alemania y su frontera terrestre con este país.

También Suecia y Noruega podrían alargar en el tiempo los controles que llevan a cabo en sus puertos. El Gobierno sueco ha indicado en un comunicado que prevé retirar los controles de identidad en los pasos de Dinamarca a Suecia y reforzar otros para compensar la supresión de los primeros.

En cualquier caso, para que estos países puedan prorrogar las medidas deberán antes dialogar con los países vecinos afectados para asegurarse de que sólo se ponen en práctica de manera "proporcionada", cuando sea necesario y cómo último recurso.

La Comisión Europea ha pedido a los Estados miembros implicados que agilicen medidas alternativas para favorecer una retirada progresiva de los controles de aquí a que finalice la última prórroga, y apela a que se dé preferencia a la labor que la Policía puede cumplir en su propio territorio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies