La UE descarta sanciones contra el régimen de Maduro: "Nuestra primera preocupación es la gente"

Federica Mogherini
VINCENT KESSLER/REUTERS
Publicado 15/05/2017 18:59:15CET

BRUSELAS, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha descartado este lunes sanciones del bloque contra el régimen de Nicolás Maduro a corto plazo y ha dejado claro que el interés de la Unión es "ayudar" al proceso de mediación en marcha para tratar de salir de la crisis y ayudar a la población venezolana.

"No veo por ahora decisiones o ideas para decisiones que se pongan sobre la mesa sobre este tema", ha zanjado en rueda de prensa al término de la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, al ser preguntada si la Unión Europea estaría dispuesta a adoptar sanciones contra el régimen de Maduro si la situación no mejora, tal y como contempla la Administración estadounidense de Donald Trump.

El Departamento de Estado norteamericano ha avisado al Gobierno de Caracas de que la decisión del presidente venezolano de convocar una Asamblea Constituyente da a la Administración de Washington "nuevas razones para considerar sanciones individuales adicionales".

Mogherini ha dejado claro que la Administración estadounidense sólo "está pensando" sobre la opción de posibles sanciones. "Siempre estamos dispuestos a apoyar a alguien que piensa, pero no veo por ahora decisiones o ideas para decisiones que se pongan sobre la mesa sobre este tema", ha remachado, al ser preguntada por si la Unión Europea está dispuesta a aprobar sanciones si Estados Unidos lo hace.

"En lo que nosotros estamos trabajando, de forma muy consistente y no desde hoy, sino desde hace años, es en un trabajo muy serio para apoyar los esfuerzos de mediación delicados de los tres expresidentes, el Vaticano y las organizaciones regionales con los que estamos coordinándonos constantemente", ha zanjado la dirigente italiana, que ha subrayado la "plena unanimidad" de los Veintiocho, reflejada en el texto de conclusiones adoptado sobre Venezuela, cuya situación "preocupa mucho" a los europeos porque "muchos" ciudadanos europeos están afectados por la crisis.

"Si hay un interés europeo en juego es intentar ayudar a esta facilitación e intentar encontrar una salida a esta crisis política en Venezuela", ha remachado, y ha reiterado por ello la disposición de la UE de "dar apoyo" a dichos esfuerzos de mediación, que ha confiado en que "sigan su curso". "Confiamos en las dinámicas regionales y sobre todo en la sabiduría de las partes para encontrar una salida a la situación actual", ha dicho.

"Estamos listos para dar apoyo porque nuestra primera preocupación es la gente y su vida", ha subrayado Mogherini, que ha recalcado que la Unión está lista para dar "apoyo humanitario, apoyo médico" o "lo que pueda necesitar la población" ante su "terrible sufrimiento" si se requiere.

"Esta es la actitud en la que estamos ahora", ha insistido la dirigente italiana, que ha subrayado que ello no significa que los Veintiocho no hayan sido "claros" sobre la situación.

ESPAÑA DUDA DEL EFECTO DE LAS SANCIONES

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, se ha mostrado convencido de que la Unión Europea no dudará en "endurecer" el tono tras la posición de este lunes si el Gobierno de Nicolás Maduro no da pasos para calmar la crisis en su país, pero se ha mostrado escéptico en cuanto a la utilidad de imponer sanciones.

"Yo no descarto nada, pero me parece que las sanciones acaban afectando negativamente a la población y es lo último que queremos que ocurra", ha explicado el ministro en una rueda de prensa en Bruselas, al término de la reunión a Veintiocho.

"Alguien me dijo que no hay peor sanción que la política económica de Maduro. No sé si es el caso, pero preferiríamos no tener que llegar a las sanciones", ha añadido Dastis, para después confiar en que "impere el sentido común".

Al ser preguntada la jefa de la diplomacia europea si cree que el tono de las conclusiones es suficientemente duro para que el Gobierno de Maduro cambie, Mogherini ha insistido en que "no siempre se necesita un lenguaje duro" sino "un lenguaje claro y una visión clara de lo que puede ser útil para avanzar en una situación". "Lo que decimos es suficientemente claro", ha remachado y ha insistido en que se trata de "la posición común de todos".

Mogherini ha insistido en que el bloque busca "tender la mano a la población en particular" e "intentar establecer un diálogo político, respetando a la vez las normas políticas del país" y "con el máximo respeto".

Los Veintiocho han advertido a Maduro en las conclusiones adoptadas que "la violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis" y han reclamado que se investiguen todos los incidentes de violencia tras la muerte de 39 personas en las últimas manifestaciones de la oposición contra el Gobierno desde abril.

También han exigido una solución que respete el Estado de Derecho y la separación de poderes y que se fije un calendario para elecciones para que los venezolanos expresen su voluntad de forma democrática y, en este contexto, han reclamado la liberación de todos los presos políticos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies