Las diferencias entre el G-4 para un acuerdo en la OMC son "grandes" pero "superables", según Mandelson

Actualizado 22/05/2007 13:46:59 CET

ESTRASBURGO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Comercio, Peter Mandelson, dijo hoy que ve posible concluir la ronda de liberalización de Doha en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) este año porque las diferencias entre los países del G-4 (UE, EEUU, Brasil e India) son "grandes" pero "superables".

En una comparecencia ante el pleno del Parlamento Europeo, Mandelson señaló que la reunión celebrada la semana pasada en Bruselas del G-4 fue "constructiva" y se centró "en números y resultados".

"Alcanzar estos resultados no será fácil. Pero creo que podemos encontrar la salida a estas negociaciones y concluir la ronda de Doha este año como acordamos en Delhi en abril. Esto requiere la convergencia en el G-4 en el próximo mes o así", apuntó el comisario de Comercio.

Admitió que las diferencias entre los países del G-4 son "grandes", tanto en materia agrícola como en el equilibrio entre agricultura, servicios e industria, pero añadió que "son superables si todas las partes acuerdan combinar una ambición suficiente con una flexibilidad suficiente".

"Yo insistiré en este principio: que debe haber recortes reales y reducciones efectivas de todos los actores claves en todas las áreas clave. Un acceso real al mercado en agricultura vale por reducciones reales de subsidios, y recortes reales en las tarifas de bienes industriales. El nivel de ambición del paquete final en las tarifas agrícolas e industriales está unido de manera inextricable", indicó.

Las negociaciones de la ronda de Doha se encuentran bloqueadas porque los países en vías de desarrollo exigen a la UE un mayor recorte de sus aranceles a los productos agrícolas mientras que los europeos piden a EEUU que disminuya sus subvenciones directas a los agricultores y a los países en vías de desarrollo que reduzcan las tarifas a los bienes industriales.

"Europa está dispuesta a hacer mucho, más que otros, pero no estamos dispuestos a llegar al límite de nuestra ambición si los otros no hacen lo mismo", subrayó, recordando además que debe haber "un esfuerzo proporcional" entre países desarrollados y países en vías de desarrollo.

A juicio del comisario de Comercio, la mayoría de los beneficios económicos de la ronda de Doha no vendrán de la mejora del acceso al mercado agrícola o no agrícola, sino de los compromisos de los miembros de la OMC de abrir sus mercados de servicios y facilitar el comercio.

Mandelson reiteró que la primera prioridad de la UE es la conclusión de la ronda de Doha pero apostó también por firmar nuevos acuerdos comerciales bilaterales "no como alternativa sino como complemento". En este sentido, recordó que se van a lanzar negociaciones con Corea, India y los países de la ASEAN y que se reforzará la asociación con Estados Unidos y China.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies