EEUU espera que Sarkozy sea un "actor principal" en las relaciones de la UE con Washington

Actualizado 05/07/2007 17:55:28 CET

BRUSELAS, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Clayland Boyden Gray, hace una valoración positiva acerca de los progresos en las relaciones entre Washington y Europa en una entrevista difundida por el Parlamento Europeo y se muestra optimista en cuanto a los cambios que se han producido en el viejo continente en los últimos meses.

Además, se mostró expectante sobre el papel que pueda desempeñar en estas relaciones el nuevo presidente francés, Nicolas Sarkozy. "Sarkozy es menos escéptico hacia Estados Unidos que algunos, hizo campaña como amigo, no un amigo incondicional, pero un amigo. En EEUU estamos deseando trabajar con una Unión Europea en la que él sea uno de los actores principales", dijo.

Preguntado sobre el Tratado de la Unión impulsado por el Consejo Europeo el pasado mes de junio, el embajador considera que todavía es pronto para desentrañar todo su significado pero expresó el apoyo de su país al acuerdo de los 27, al entender que varias fortalecerá a la Unión. No obstante, se mostró escéptico en algunos puntos como la retirada del objetivo comunitario de una competencia "libre y sin distorsiones".

En cuanto a la coordinación entre Europa y Estados Unidos para afrontar las amenazas a la seguridad y los peligros medioambientales, reconoció que, de momento, no se han alcanzando las soluciones óptimas que serían deseables, pero remarcó que existen objetivos e incluso estrategias comunes, que son la base fundamental para lograrlo.

En este contexto, destacó las mejoras que se están produciendo en la búsqueda de avances técnicos que permitan la reducción de emisiones de cara a la amenaza medioambiental que supone la creciente industrialización de potencias emergentes como China o India.

Por último, Boyden Gray, que es embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea desde enero de 2006, hizo referencia a la importancia de la colaboración entre ambas potencias. Cree que Europa puede mejorar en lo relativo a innovación y cultura empresarial, mientras que su país podría aprender del viejo continente sobre servicios financieros y responsabilidad. "Europa no parece penalizar los derechos de los accionistas con tantos procesos legales como nosotros" concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies