España es el país de la UE donde más aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero

 

España es el país de la UE donde más aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero

Actualizado 22/06/2006 17:09:20 CET

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

España es el país de la Unión Europea donde más aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero --seguido a gran distancia por Italia-- lo que le sitúa cada vez más lejos de alcanzar los objetivos del protocolo de Kioto, según los datos correspondientes a 2004 difundidos hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente, con sede en Copenhague.

Entre 2003 y 2004, el volumen de emisiones en España aumentó 19,7 millones de toneladas (4,8%), mientras que el de Italia lo hizo en 5,1 millones (0,9%). En contraste, se redujeron las emisiones en Alemania (-9,1 millones de toneladas, -0,9%), Dinamarca (-6 millones, -8,1%) y Finlandia (-4,2 millones, -4,9%). En el conjunto de la UE, el incremento global fue de 18 millones de toneladas (0,4%).

La subida de emisiones en España se debe sobre todo al CO2 generado por la producción de electricidad y calefacción (+8,9 millones de toneladas). Ello fue consecuencia, según la Agencia, de la sequía de 2004, que provocó un déficit de la energía hidroeléctrica y un aumento de la producida con combustibles fósiles para compensarlo.

También aumentaron las emisiones generadas por el consumo energético en otras industrias (+3,4 millones de toneladas), el transporte por carretera (+3,3 millones), y la producción de hierro y acero (+2,2 millones).

Con estas cifras, España se aleja cada vez más de los objetivos del protocolo de Kioto que le corresponden según el reparto interno decidido en la UE. En 2004, las emisiones de efecto invernadero habían subido un 47,9% respecto al año de referencia de 1990, cuando el máximo autorizado es el 15% en 2008-2012. Se trata del Estado miembro que se encuentra a más distancia de su meta.

SE NECESITAN MÁS ESFUERZOS

Pero tampoco el conjunto de la UE va en la buena vía para alcanzar sus objetivos de Kioto. En los 15 antiguos Estados miembros, las emisiones subieron en 2004 un 0,3% de media. Pese a ello, la reducción total respecto a 1990 se situó en un 0,9%, cifra que en cualquier caso está lejos de la meta de bajar un 8% en 2008-2012. Para los nuevos Estados no hay un objetivo colectivo.

El incremento en la UE-15 se debió a un mayor volumen de emisiones de CO2 del transporte por carretera, la producción de hierro y acero y el refinado de petróleo, así como a los hidrofluorocarbonos del aire acondicionado y la refrigeración. En el lado positivo, bajaron las emisiones de CO2 de los hogares y los servicios y de la producción de electricidad y calefacción, y las de metano de la agricultura y la minería.

El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, lanzó un llamamiento a los Estados miembros para que "intensifiquen los esfuerzos" a la hora de aplicar todas las medidas comunitarias de lucha contra el cambio climático. En este sentido, destacó la importancia de que los planes nacionales de asignación de emisiones para el periodo 2008-2012 fijen límites estrictos a las emisiones de las industrias más contaminantes. Los Estados miembros tienen que enviar a la Comisión estos planes antes del 30 de junio, y Bruselas tiene 3 meses para aprobarlos o exigir cambios.

Los generosos permisos de emisiones que concedieron los países de la UE a sus industrias para el periodo inicial del comercio de emisiones provocaron una caída del precio del carbono y un funcionamiento peor del previsto de este sistema, que pretende reducir las emisiones de la forma más rentable posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies