La UE espera formar a cuatro o cinco batallones del Ejército de RCA en los próximos años

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La UE espera formar a cuatro o cinco batallones del Ejército de RCA en los próximos años

Actualizado 16/11/2016 20:49:54 CET

La falta de equipos y multietnicidad de las fuerzas centroafricanas en la actualidad son dos de los principales desafíos

BRUSELAS, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La misión de entrenamiento de la UE las fuerzas armadas de República Centroafricana (EUTM RCA) ha comenzado en septiembre la instrucción de una compañía de 170 soldados y 20 oficiales del Cuartel General en Bangui y espera formar "en dos años, alrededor de cuatro o cinco batallones".

"En enero seguiremos con (el entrenamiento) las dos compañías siguientes, de modo que el primer batallón debería estar formado para el verano de 2017", ha explicado en rueda de prensa el comandante de la operación, general francés Eric Hautecloque, que ha precisado que el objetivo es formar a "cuatro o cinco batallones" en los dos años del mandato de la misión, aunque ha recordado que se podría prolongar otros dos años.

El comandante de la operación ha explicado que el principal objetivo de la misión es ayudar a "reconstruir" el Ejército centroafricano para que sea profesional, inclusivo y democrático, bajo la orden del poder civil, y ha recordado que hoy por hoy es la misión de mantenimiento de la paz de la ONU (MINUSCA) la que garantiza la seguridad del país, recalcando que la operación europea no tiene mandato "ejecutivo" ni competencia para usar la fuerza ni garantizar la seguridad, como sí tuvo la primera misión militar europea con 700 efectivos, desplegada en 2014 durante un año, para garantizar la seguridad de varios distritos de la capital y el aeropuerto de Bangui (EUFOR CAR) por los enfrentamientos interétnicos.

"La tarea es difícil porque el país, tras la crisis que ha pasado y los últimos tres años de conflicto interno, está completamente destruido a nivel institucional y todo debe reconstruirse", ha explicado, a pesar de que las autoridades centroafricanas han admitido la urgencia de poder redesplegar sus fuerzas armadas dada "la situación de seguridad en el país".

AUMENTA LA INSEGURIDAD

La primera compañía instruida por los europeos concluirá su entrenamiento a finales de diciembre y se integrará "en el dispositivo de defensa que garantiza hoy MINUSCA", ha explicado Hautecloque, que ha reconocido "una cierta reticencia o sentimiento de inconformidad por la salida" de la operación militar francesa Sangaris, pese a que fue se previó "con mucho tiempo" de antelación.

"Hay un resurgimiento de los problemas de seguridad" en el país, algunos de "agitación política" aunque "la mayoría de los problemas de seguridad que vemos hoy son de criminalidad", por ejemplo para cobrar el paso por la trashumancia, ha explicado, admitiendo que hay más "puntos calientes". "Es un desafío para la MINUSCA pero hace frente con valentía y eficacia aunque no todos los problemas se hayan arreglado", ha explicado, insistiendo no obstante en que "MINUSCA es perfectamente capaz de garantizar la seguridad".

Aunque los 7.600 efectivos del Ejército centroafricano "son antiguos profesionales", el nivel de las fuerzas armadas es "bajo", entre otros porque "no han hecho entrenamiento desde hace cuatro años", aunque tienen "gran voluntad y determinación" y "ganas" de aprender, ha explicado el general galo, que ha precisado que la formación de una compañía requiere 14 semanas como "mínimo" y para entrenar un batallón hace falta siete meses.

Las fuerzas centroafricanas, cuyo volumen de fuerzas final está pendiente de decidir en función de las amenazas de seguridad identificadas y la sostenibilidad financiera, están siendo formadas en "combate táctico, tiro", así como para misiones como "el control de zonas, la defensa de un punto, escolta de convoyes", que se "corresponden con las necesidades de la República Centroafricana en la actualidad".

DESAFÍOS DE LA RECONCILIACIÓN Y FALTA DE EQUIPOS

Hautecloque ha admitido que "el mayor desafío" al que se enfrenta hoy el país es "la reconciliación nacional", necesaria para la estabilización y facilitar su desarrollo del tercer país más pobre del mundo y ha admitido la necesidad de garantizar la representación de todas las etnias en puestos de responsabilidad, aunque ha dejado claro que compete a las autoridades del país determinar el equilibrio étnico de fuerzas de seguridad.

"Actualmente hay una falta de definición de la multietnicidad. Pero están trabajando en ello", ha explicado, precisando que en la primera compañía hay 15 musulmanes.

También ha reconocido que la falta de equipos militares para sus fuerzas es un problema, algo que deben aportar países de forma voluntaria. "Tienen actualmente una decena de vehículos para el conjunto de su Ejército", ha dicho, admitiendo que se necesitan "pick up, camiones", "que cada soldado tenga un arma, cada grupo de combate un vehículo para desplazarse y algunas armas colectivas", es decir equipos de "primer nivel" que si se logran obtener "será un gran éxito".

"No hablamos de blindados", ha precisado, insistiendo en que "no se trata de construir un Ejército con el nivel de ambición de los países occidentales". "Actualmente al menos para la primera compañía las cosas van en la buena dirección", ha explicado, al tiempo que ha admitido que también están discutiendo con la Comisión Europea la posibilidad de obtener financiación para equipamiento.

El Comité de Sanciones de la ONU ha autorizado un levantamiento parcial del embargo de armas a República Centroafricana "en función de las necesidades", ha recordado Hautecloque, que ha explicado que solicitó a mediados de julio levantar el embargo "para poder usar armamento apto para el tiro para entrenar".

RECONSTRUIR LA CADENA DE MANDO

La misión europea, que cuenta con 170 efectivos de 12 países -España, Francia, Austria, Bélgica, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia, así como Serbia y Georgia-, se lanzó el pasado 7 de julio a petición del presidente centroafricano, , Faustin-Archange Touadéra, y alcanzó su capacidad operativa máxima el 20 de septiembre.

España aporta en concreto 22 efectivos procedentes todos ellos del Eurocuerpo, el Cuartel General multinacional con base en Estrasburgo (Francia), según han confirmado fuentes de la misión.

Además de la formación operativa, la misión europea también presta asesoramiento estratégico al Ministerio de Defensa y al Estado Mayor de la Defensa centroafricano para ayudar a "reorganizarse" y también forman a los oficiales y suboficiales para ayudares a reconstruir su Academia Militar que les permita después hacerse responsables de su reclutamiento y formación en un plazo de dos o cuatro años. "La idea no es quedarse mucho tiempo", ha precisado, insistiendo en que la UE formará "el núcleo" del Ejército.

"Lo importante es reconstruir la cadena de mando" para garantizar el funcionamiento "adecuado" de las fuerzas armadas, ha precisado el militar galo, que ha admitido la necesidad de "cambiar la mentalidad del conjunto de la cadena de mando para tener un Ejército que no esté politizado como era el caso antes", sea "respetuoso del proceso democrático" y esté "bajo el poder civil y al servicio de la población".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies