La Eurocámara refuerza la legislación para reducir los accidentes por carretera

Actualizado 02/02/2006 15:14:51 CET

El PP vota en contra porque cree que puede arruinar a las empresas españolas de transporte de mercancías

BRUSELAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo (PE) dio hoy luz verde a dos nuevas normativas pensadas para reducir los accidentes de tráfico provocados por la fatiga del conductor y que obligarán a instalar tacógrafos digitales a partir del 1 de mayo de 2006 en todos los camiones y autobuses nuevos para controlar mejor las horas de conducción.

Las medidas salieron adelante con el visto bueno de las grandes formaciones políticas de la Eurocámara --PPE y PSE-- y el voto en contra de los eurodiputados populares españoles, que consideran que pueden llevar a la ruina a las empresas españolas de transporte de mercancías de larga distancia y obligará a los camioneros a emplear mucho más tiempo en el viaje de vuelta a sus casas.

El reglamento contempla, entre otras cosas, que los conductores hagan pausas más frecuentemente y que, tras un periodo de conducción de 4,5 horas, se deberá descansar 45 minutos como mínimo. Se establece que no se podrán conducir más de 9 horas al día --o diez horas pero no más de dos veces por semana--, mientras que el tiempo de conducción máximo para una semana se fija en en 56 horas o en 90 horas como tiempo de conducción acumulado en dos semanas consecutivas.

El tiempo que un conductor emplea para llegar a su lugar de trabajo no se considerará periodo de descanso o pausa. En cuanto a los controles mínimos o inspecciones, deberán aumentar en un 2% a partir de 2008 y en un 3% a partir de 2010. Asimismo, un 15% de las jornadas de trabajo controladas corresponderá a controles en la carretera y al menos un 30% en los locales de las empresas.

Entre las infracciones graves de la nueva normativa figura exceder en un 20% los límites máximos de tiempo de conducción diaria, semanal o quincenal; no respetar en un 20% los periodos mínimos de descanso diario o semanal; no respetar en un 33% la pausa mínima y no instalar el tacógrafo de acuerdo a los requisitos de la nueva normativa.

PENSADO PARA CENTROEUROPA

El portavoz del PP en la comisión de Transportes de la Eurocámara, Luís de Grandes, manifestó que tanto la directiva como el reglamento que han sido aprobados "marcan unos períodos máximos de conducción, diario y semanal, y pausas obligatorias de descanso que están pensadas para los transportistas centroeuropeos y no para los de países periféricos como España, Portugal, Italia o Grecia, que deben recorrer distancias mucho mayores".

"Los operadores españoles van a salir muy perjudicados porque no se tienen en cuenta sus intereses y así lo han expresado todas las organizaciones empresariales del sector, dijo De Grandes, para quien la obligación para los camioneros de tomarse un período de descanso, transcurridos seis períodos consecutivos de conducción, implicará que tengan que efectuar los descansos semanales fuera de sus casas.

"Desde el punto de vista del PP, esta reglamentación no respeta las condiciones de equidad económica, pues reduce la competitividad del sector español, eleva los costes de intercambio de mercancías procedentes desde los Estados periféricos de la UE y perjudica las condiciones laborales de los trabajadores", sentenció el eurodiputado popular.

Los socialistas españoles, por el contrario, votaron a favor de las normas porque consideran que se ha avanzado "mucho" en materia de seguridad vial, tiempos de conducción y descanso y que se mejora el Reglamento. "Nos parece que su aprobación es una señal política positiva", declaró a Europa Press la eurodiputada Inés Ayala.

MEDIDAS DE CONTROL

El objeto de la nueva Directiva es actualizar y aumentar la cantidad y calidad de las medidas de control para garantizar el cumplimiento de la legislación social en el transporte por carretera, crear un entorno disuasorio para garantizar una competencia leal entre transportistas en un ambiente competitivo que, a su vez, salvaguarde las condiciones de trabajo de los conductores y aumente la seguridad del transporte por carretera.

Por su parte, el nuevo Reglamento persigue definir con mayor claridad el ámbito de aplicación de la actual legislación comunitaria en materia social, precisar la categoría de vehículo de mercancías y de viajeros afectada, reducir las excepciones, definir mejor las obligaciones de empresarios y trabajadores e introducir la posibilidad de aplicar el Reglamento fuera del territorio nacional permitiendo sancionar a un conductor que hubiese cometido una infracción del Reglamento en otro Estado miembro.