La UE expresa su "gran alivio" tras la liberación de la mayoría de las niñas secuestradas en Dapchi (Nigeria)

Niñas liberadas por Boko Haram en Dapchi
REUTERS / STRINGER .
Publicado 22/03/2018 19:31:48CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea (UE) ha expresado este jueves su "gran alivio" con la liberación de la mayoría de las niñas secuestradas por la secta islamista nigeriana Boko Haram en la localidad de Dapchi y ha destacado que "ahora pueden volver junto a sus familias y tener la oportunidad de reconstruir sus vidas".

"No podemos olvidar que no todas tuvieron tanta suerte. Expresamos nuestras sinceras condolencias a los familiares y amigos de las niñas que perdieron sus vidas", ha indicado la oficina de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

Así, el bloque ha "renovado" su "solidaridad" con "todas las niñas que aún siguen secuestradas", al tiempo que ha vuelto a reclamar su liberación. Además, ha aplaudido al Gobierno "por su determinación a la hora de lograr la liberación de las niñas" y ha apoyado que se apliquen "medidas urgentes para evitar nuevos secuestros y violencia".

"Todos los jóvenes tienen derecho a una educación segura y la UE trabajará con Nigeria para apoyar los esfuerzos para garantizar este objetivo", ha remachado.

Un total de 104 niñas, junto con otros dos menores más, fueron liberadas a primera hora del miércoles por los milicianos de Boko Haram, que llegaron a bordo de varios vehículos hasta Dapchi, en el estado de Yobe, y las dejaron allí. Uno de los padres de las niñas ha contado al 'Daily Post' que los milicianos les pidieron que sus hijas no vuelvan a la escuela.

Tanto las niñas de Dapchi, como las más de 200 menores secuestradas en Chibok en abril de 2014, fueron raptadas por milicianos de Boko Haram de internados de educación secundaria. En el caso de las segundas, la mayoría de ellas han sido liberadas desde entonces, si bien algunas aún siguen en manos de los yihadistas.

El Gobierno de Muhamadu Buhari ha asegurado que no se ha pagado ningún rescate por las niñas y que este es fruto de negociaciones extraoficiales. La única condición que impuso Boko Haram es que no hubiera presencia militar en Dapchi cuando fueran a entregar a las niñas.

"Lo que ocurrió fue que el secuestro era un ruptura de las conversaciones de alto el fuego entre los insurgentes y el Gobierno, por tanto se convirtió en una carga moral para los secuestradores", sostuvo el ministro de Información, Lai Mohamed. "Cualquier información de que hemos pagado un rescate o ha habido un intercambio de prisioneros es falsa", defendió.