La UE facilitará la reintroducción de visados en caso de riesgo a seguridad o falta de cooperación

 

La UE facilitará la reintroducción de visados en caso de riesgo a seguridad o falta de cooperación

Bandera UE
EUROPA PRESS
Publicado 08/12/2016 13:46:11CET

El acuerdo debe desbloquear la supresión de visados para ucranianos y georgianos

BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho y la Eurocámara han acordado reforzar el mecanismo de suspensión de acuerdos sin visados con terceros países con el objetivo de facilitar su suspensión cuando se detecte un aumento "sustancial" del número de sus nacionales en situación irregular en la Unión Europea, en caso de falta de cooperación para poder expulsarles o cuando haya riesgo para la seguridad de los Estados miembro o sus políticas públicas.

El acuerdo, que todavía deben aprobar formalmente el Consejo y el Parlamento Europeo, es clave para desbloquear la eliminación de los visados para los ucranianos y georgianos, que los Veintiocho condicionaron a la entrada en vigor de nuevo mecanismo para facilitar su suspensión, algo que especialmente han exigido países como Alemania y Francia.

Las nuevas disposiciones para facilitar la reintroducción de visados se aplicarán no sólo en el caso de los nacionales de los más de 60 países con los que la UE ha sellado acuerdos de liberalización de visados sino también en el caso de futuros acuerdos. La UE negocia acuerdos para suprimir visados con Kosovo y Turquía, aunque todavía no cumplen todas las condiciones para ello, a diferencia de Ucrania y Georgia.

El denominado 'mecanismo de suspensión' se introdujo por normativa europea en 2013, pero ahora se facilitará todavía más la reintroducción de visados, ampliando las razones para hacerlo. Ahora también se podrán suspender la exención de visado a los nacionales cuyos países no cooperen en la readmisión de inmigrantes en situación irregular, cuando haya un aumento "sustancial" en la tasa de denegaciones de demandas de readmisión, incluido de los nacionales de terceros países en tránsito. También se podrá suspender en caso de un aumento "sustancial" del riesgo para la seguridad interna de los Estados miembro o sus políticas públicas.

El mecanismo actual permite a un Estado miembro pedir a la Comisión Europea suspender la exención de visados cuando se enfrenta a una situación de emergencia por la presencia de los nacionales de un país tercero. Pero la suspensión solo se puede aplicar como último recurso y de forma temporal durante seis meses, si se dan circunstancias específicas como un aumento "sustancial y repentino" del número de inmigrantes irregulares, del número de peticiones de asilo sin fundamento o de la denegación de peticiones de readmisión. La Comisión debe evaluar en todo caso que se den las circunstancias para suspender la exención, junto con las consecuencias de la suspensión, incluido para el tercer país afectado.

Ahora se facilitará la suspensión reduciendo los periodos de referencia y plazos. En particular, se reducirá de seis a dos meses el periodo para comprobar los problemas que permitan la suspensión respecto a la situación el año anterior o anterior a la liberalización de los visados.

SE INTRODUCIRÁN VISADOS CON MAYORÍA SIMPLE DE PAÍSES

El mecanismo de suspensión también lo podrá activar la Comisión Europea y no sólo los Estados miembro. En cualquier caso, la Comisión tendrá que aprobar una suspensión temporal de la exención del requisito de visados si lo pide una mayoría simple de países para determinadas categorías de nacionales del tercer país afectado durante un periodo de 9 meses y si los problemas persisten, dos meses antes de que expire este plazo, deberá aprobar su suspensión temporal para todos los nacionales de dicho país durante 18 meses.

Ya sea a iniciativa propia o de un Estados miembro, la Comisión tendrá un mes para decidir si reintroduce los visados durante un periodo de nueve meses y tanto los Estados miembro como la Eurocámara tendrán la posibilidad de objetar una eventual decisión de Bruselas de prolongar el mantenimiento de visados durante un plazo adicional de 18 meses.

El acuerdo también introduce un mecanismo de supervisión con el objetivo de garantizar que los terceros países para cuyos nacionales se suprimen los visados continúan cumpliendo los criterios que tuvieron que cumplir para ello. La Comisión deberá remitir informes anuales a los Veintiocho y la Eurocámara confirmando que siguen cumpliendo las condiciones.

"Es un acuerdo equilibrado y es extremadamente importante tanto para la eficacia como la credibilidad de la política de liberalización de visados de la Unión", ha defendido el ministro del Interior eslovaco, Robert Kalinák, que ha admitido que el actual mecanismo de suspensión "no es adecuado" y "ahora se mejorará".

El acuerdo debe "abrir la puerta ahora para más progresos en las discusiones sobre liberalización de visados con otros países cuando cumplan todos los requisitos necesarios", ha recordado.

El responsable de la negociación en la Eurocámara, el eurodiputado del PP español, Agustín Díaz de Mera, ha defendido que "los cambios acordados ofrecen flexibilidad para una activación rápida del mecanismo de suspensión" y "facilitará la consideración inmediata" de las propuestas para suprimir los visados a los nacionales de Ucrania y Georgia.

El comisario del Interior, Dimitris Avramopoulos, ha celebrado el acuerdo sobre el mecanismo de suspensión y ha confiado en que ahora los Veintiocho y la Eurocámara "adopten la liberalización de visados para Georgia y Ucrania".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies