Lula se muestra convencido en que se logrará un acuerdo sobre la Ronda de Doha

Actualizado 05/07/2007 18:57:14 CET

BRUSELAS, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy estar convencido de que los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) serán capaces de llegar a un acuerdo sobre la Ronda de Desarrollo de Doha debido al "ambiente tan positivo" que encontró entre ayer y hoy por parte de la UE e incluso después del fracaso de la última reunión de los negociadores de Brasil, la UE, India y Estados Unidos en la ciudad alemana de Postdam en julio.

Lula compareció en rueda de prensa junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, después de haber participado este jueves en Bruselas en una Conferencia Internacional sobre Biocombustibles. Ayer estuvo en Lisboa en la Cumbre UE-Brasil que organizó la Presidencia de turno de la UE, recién estrenada por Portugal. A la cena se unieron dirigentes de otros Estados miembros, como el español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el francés, Nicolas Sarkozy.

Con todo esto, Lula declaró que "después de la Cumbre de ayer en Lisboa y de hoy aquí me voy con la convicción de que llegaremos a un acuerdo sobre la Ronda de Desarrollo de Doha". "Es cierto que tenemos problemas, pero hoy tuvimos un ambiente tan positivo que estoy muy optimista", añadió.

Para el presidente brasileño, las negociaciones para llegar a un acuerdo comercial multilateral son "un ejercicio de democracia comercial" en el que "es normal que todos quieren ganar algo y, por lo tanto, hace que no sea algo fácil".

Destacó el buen clima de relación entre la UE y Brasil que, dijo, "es muchas veces mayor de lo que se dice en la prensa" y animó a todas las partes a seguir negociando.

"No perderemos nada, incluso si no hay acuerdo, pero si tenemos la disposición de seguir negociando, vamos a llegar a un acuerdo porque es necesario", dijo y agregó que "todos lo que están en la negociación saben que hay gente en todo el mundo esperando el acuerdo".

Por su parte, Barroso subrayó la importancia de las declaraciones Lula y aseguró que "estamos comprometidos para salvar la Ronda de Doha".

Lula y Barroso mantuvieron un almuerzo de trabajo este jueves en el que también estuvieron presentes otros miembros de la Comisión Europea como el comisario de Comercio, Peter Mandelson, y del Gobierno brasileño como el ministro de Asuntos Exteriores, Celso Amorim.

Mandelson y Amorim son los jefes negociadores de la Ronda de Doha por cada una de estas dos partes y, según fuentes comunitarias, ayer mantuvieron un encuentro bilateral en Lisboa que, aunque no tuvo carácter "negociador", sí sirvió para hacer balance del estado de las conversaciones y cómo hacerlas avanzar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies