El PE reclama una legislación europea para luchar contra el racismo y la xenofobia

Actualizado 19/03/2007 21:05:31 CET

BRUSELAS, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Libertades civiles del Parlamento Europeo reclamó hoy una legislación a nivel comunitario para combatir el racismo y la xenofobia, elogió el valor de la presidencia alemana al haber retomado un asunto que se puso por primera vez encima de la mesa en 2001 y advirtió de los riesgos de un tercer fracaso en consensuar un texto aceptado por todos los Estados miembros de la UE.

"No se hace avanzar a la UE dejando avanzar a los extremistas", alertó en rueda de prensa el presidente de la comisión, el liberal francés Jean Marie Cavada, quien admitió que la cuestión es "espinosa" porque afecta a las "convicciones" de los Estados miembros que a veces están "muy arraigadas", como por ejemplo las dificultades para establecer la frontera entre la libertad de expresión y los actos que pueden incitar al odio racial o a la humillación de determinados colectivos.

La comisión celebró hoy una audiencia pública para presentar la Decisión marco sobre la lucha contra el racismo y la xenofobia que cubre aspectos como la responsabilidad penal en caso de delito racista, incluida la negación del Holocausto o la incitación al odio racial. La presidencia de turno del Consejo, en manos de Alemania, se ha propuesto sacar adelante durante este semestre la normativa pero sigue tropezando con la reticencia de algunos Estados miembros.

La responsable del informe parlamentario, la socialista francesa Martin Roure, puso de relieve la urgencia de contar con una legislación comunitaria, a la vista del incremento de actos racistas que refleja el informe 2007 elaborado por el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia, y también de que el contenido no se diluya en exceso. "Es mejor no tener ningún texto que tener un texto que no sirva para nada", aseveró.

El informe de Roure plantea establecer un marco jurídico completo a favor de la lucha contra el racismo y la xenofobia, que permita la rápida adopción de una Directiva que prevea sanciones penales "eficaces, proporcionadas y disuasorias".

También pide definir más claramente las excepciones y la posibilidad de excluir determinados comportamientos de la responsabilidad penal y mantener la posibilidad de excepción del principio de doble incriminación, para permitir la cooperación judicial entre Estados miembros para la persecución de los comportamientos racistas y xenófobos.

La Comisión justifica su propuesta al considerar que, a pesar de que todos los Estados miembros cuentan con legislación para luchar contra el racismo y la xenofobia, existen divergencias importantes y que esta diversidad pone de manifiesto la necesidad de una armonización a nivel europeo para garantizar la eficacia de la lucha contra el racismo y la xenofobia a través de las fronteras y en Europa en general.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies