Los precios de la luz en España son un 21% más altos que si hubiera plena competencia en el mercado

Actualizado 20/04/2007 19:58:45 CET

BRUSELAS, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los precios al por mayor de la electricidad en España son un 21% más altos que si hubiera un mercado plenamente competitivo. España se sitúa así a un nivel similar al de Alemania, cuyos precios son un 27% superiores a lo que sería esperable, según un estudio elaborado por la consultora London Economics para la Comisión hecho público hoy. En contraste, en Reino Unido y Países Bajos la diferencia entre la tarifa de mercado y el precio si sus mercados fueran totalmente libres es muy inferior, del 11% y 6% respectivamente.

"Esencialmente, el estudio ha concluido que los precios en Alemania y España en particular son más altos de lo que serían en un mercado competitivo", explicó el portavoz de Competencia, Jonathan Todd. Indicó que ello se debe principalmente a dos razones: a que los generadores retienen capacidad de producción barata y a que cobran precios altos. "Las dos cosas son el resultado de la falta de capacidad de generación alternativa disponible", dijo el portavoz.

El estudio confirma los resultados de la investigación sobre la energía publicada en enero por el Ejecutivo comunitario, cuya conclusión era que la competencia en los mercados al por mayor de la electricidad en la UE no funciona correctamente. Al conocer el resultado de esta investigación, Bruselas realizó el año pasado inspecciones por sorpresa en las instalaciones de varias empresas energéticas alemanas. "Es posible que haya más casos antitrust" a raíz de este informe, explicó Todd.

El informe analiza detalladamente los mercados mayoristas de la electricidad de seis Estados miembros --España, Alemania, Francia, Países Bajos, y Reino Unido-- durante el período 2003 a 2005. La investigación es la primera en su género, según la Comisión, pues está basada en una base de datos única que cuenta con más de mil millones de puntos de datos facilitados en su mayor parte por los propios operadores del mercado y analiza los datos por hora relativos a casi todas las centrales eléctricas en cada mercado.

En el segundo capítulo se analiza la diferencia, denominada margen' entre el precio de mercado en ese periodo y cuál habría sido éste si los mercados en Alemania, España, Países Bajos y Reino Unido fueran perfectamente competitivos. No se saca conclusión alguna en el caso de Francia y Bélgica, al haber problemas con los datos subyacentes, tales como la falta de información sobre la amortización de las centrales nucleares francesas y la ausencia de un precio de mercado fiable en el caso de Bélgica.

Los márgenes suelen ser más elevados en Alemania (27%) y España (21%) e inferiores en Reino Unido (11%) y Países Bajos (6%). El margen constatado en el estudio no equivale al beneficio de cada empresa, ya que éste depende de otros muchos factores (tipo de centrales que se poseen, amortización de las mismas, canales de ventas utilizados, etc.). No obstante, por lo general unos márgenes más elevados implicarán mayores beneficios.

El informe pasa también revista al impacto sobre la electricidad de los precios del combustible: las mayores subidas se experimentaron en Países Bajos y Reino Unido, debido esencialmente al elevado número de centrales de gas en estos mercados. Por el contrario, el impacto de estos incrementos fue menor en Alemania y España, es decir, los países caracterizados por márgenes más elevados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies