La UE prorroga hasta mayo el permiso para los controles interiores en las fronteras de cinco países Schengen

Policías austriacos
DOMINIC EBENBICHLER / REUTERS
Actualizado 07/02/2017 12:38:22 CET

BRUSELAS, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho han confirmado este martes su luz verde a la propuesta de Bruselas de prorrogar nuevamente los controles sistemáticos que cinco países del espacio Schengen reintrodujeron en sus fronteras interiores hace ya más de un año, con el objetivo de reducir la presión migratoria sobre su territorio.

La prórroga tendrá efecto a partir del próximo día 11, momento en que expira el permiso actual, por lo que Austria, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega podrán continuar hasta mediados de mayo los controles sistemáticos que reintrodujeron en algunas de sus lindes.

La prórroga fue discutida la semana pasada por los Veintiocho a nivel de embajadores, que dieron su visto bueno a la medida propuesta por la Comisión Europea, y este martes ha sido formalmente respaldada en el consejo de ministros de Asuntos Generales de la UE.

Los cinco países afectados restablecieron los controles sistemáticos en varias de sus fronteras terrestres entre mayo y junio pasados, con el permiso renovado de Bruselas y del resto de Estados miembros hasta noviembre de 2016, primero, y febrero de este año, después.

Algunos de ellos, como Alemania, ya introdujeron los controles reforzados bajo otro paraguas legal del código Schengen desde septiembre de 2015, para tratar de frenar la entrada masiva de refugiados a su territorio.

Con todo, antes de hacer uso de la prórroga, los países implicados deberán asegurar que los controles fronterizos se llevan a cabo "sólo cuando sea necesario y de manera proporcionada".

También deberán garantizar que se recurre a ellos "como último recurso", después de que medidas alternativas no hayan tenido el resultado esperado, y serán "limitados" y estarán condicionados a requisitos "muy estrictos".

Se trata de controles con carácter "temporal" y las autoridades nacionales deberán reevaluar su necesidad, frecuencia, lugar y momento, con el objetivo de que sean retirados de manera "gradual" en cuanto sea posible, según el documento refrendado.

Los países que mantienen estos controles, además, deberán informar con regularidad a la Comisión Europea de cómo evoluciona la situación.

Bruselas cree que ha mejorado la situación de seguridad en las fronteras del área de libre circulación Schengen, pero duda de que se den aún "plenamente" las condiciones para volver a la normalidad.

En concreto, la reintroducción de controles afectan a la frontera terrestre de Austria con Hungría y Eslovenia, en el caso de Alemania sólo a su linde con Austria, mientras que Dinamarca revisa sus puertos con enlaces de transbordadores a Alemania y su frontera terrestre con este país. También Suecia y Noruega podrán alargar en el tiempo los controles que llevan a cabo en sus puertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies