La UE respalda duplicar hasta 300 millones ayuda para que Túnez ataje desafíos de terrorismo y socioeconómico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La UE respalda duplicar hasta 300 millones ayuda para que Túnez ataje desafíos de terrorismo y socioeconómico

Federica Mogherini
VINCENT KESSLER/REUTERS
Publicado 17/10/2016 20:24:51CET

España no va a aceptar adelantar la aplicación de las ventajas comerciales a Túnez en el marco del acuerdo de libre comercio negociado

BRUSELAS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han respaldado este lunes duplicar la ayuda europea para Túnez, hasta los 300 millones para 2017, a la luz de los "desafíos de envergadura" de seguridad y socioeconómicos a los que se enfrenta el país y ante el "interés estratégico" del bloque de garantizar un país "fuerte y estable" y el compromiso de los europeos de apoyar la transición democrática que inició en 2011.

"Con el fin de hacer frente a las migraciones irregulares y de abordar sus causas profundas, la UE tiene intención de centrar su apoyo en el fomento del desarrollo socioeconómico" en Túnez, han subrayado los Veintiocho en unas conclusiones que han adoptado sobre el país en su reunión de Luxemburgo.

Los Veintiocho han respaldado así la propuesta de finales de septiembre de la Comisión Europea y de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, de duplicar la ayuda europea, hasta los 300 millones de euros en 2017 a fin de reforzar el apoyo a Túnez, tanto financiero como con otros instrumentos, y centrar la ayuda en promover el desarrollo del país para atajas las causas en la raíz de la inmigración.

También han respaldado la reciente adopción de un segundo programa de ayuda macrofinanciera europea de 500 millones para Túnez y mantener "un nivel elevado de financiación hasta 2020" en función del "avance de las reformas anunciadas en el plan de desarrollo estratégico del Gobierno" tunecinos, que deben contribuir de forma prioritaria a atajar el problema del desempleo de los jóvenes en el país.

Al mismo tiempo, han subrayado la importancia de que se respeten los Derechos Humanos en el país y que el apoyo de la sociedad civil tunecina "sigue siendo una de las grandes prioridades de la UE".

Los Veintiocho han respaldado los avances en las negociaciones con Túnez para sellar un acuerdo de libre comercio y se comprometen con "un enfoque asimétrico a favor de Túnez" para apoyar su diversificación económica y su desarrollo socioeconómico y le han pedido mejorar el clima de inversión en el país.

También han celebrado el inicio de las negociaciones sobre los acuerdos de readmisión de inmigrantes irregulares y de facilitación de visados con Túnez el pasado 12 de octubre ante el interés de la UE de "fortalecer su cooperación con Túnez en materia de inmigración y de movilidad" y también piden "actuar de forma concertada" para atajar los desafíos "comunes" de seguridad y subrayan la intención de la UE de "reforzar" la cooperación en la lucha contra el terrorismo y la prevención de la radicalización.

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha admitido que Túnez se enfrenta a "muchísimos desafíos" de seguridad, entre otros por su proximidad con Libia y el "altísimo porcentaje" de combatientes extranjeros procedentes del país y ha avanzado que España seguirá apoyando la formación en áreas como a la desradicalización, la desactivación de explosivos y la reforma judicial y penitenciaria en Túnez, entre otros.

Margallo ha dejado claro que España no va a aceptar adelantar "las concesiones comerciales" contempladas en el marco del acuerdo de libre comercio porque prejuzgaría su resultado y podría "desincentivar" a Túnez en reformas que debe hacer y tras recordar que España ya aceptó un "contingente especial" de importaciones de aceite de oliva de Túnez, pese a ser el país más perjudicado por la medida. Tampoco aceptará adelantar la aplicación de las nuevas reglas de origen que se negocian en el contexto de un acuerdo paneuropeo-mediterráneo sobre normas de origen.

Bruselas espera concluir las negociaciones del acuerdo de libre comercio con Túnez "antes" de que acabe el mandato de la actual Comisión en 2019 según el calendario "ambicioso" previsto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies