La UE suspende su misión de observación electoral en Burundi por la violencia e intimidación

Disturbios en Burundi
REUTERS
Actualizado 28/05/2015 18:16:32 CET

BRUSELAS, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha suspendido su misión de observación electoral en Burundi porque "el proceso electoral está seriamente perjudicado por restricciones a los medios independientes, el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, un clima de intimidación a los partidos de la oposición y la sociedad civil y la falta de confianza en las autoridades electorales".

"En estas circunstancias, la misión de observación electoral de la UE no puede cumplir su papel y por tanto he decidido, en acuerdo con el jefe observador David Martin, suspenderla", ha confirmado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en un comunicado.

Mogherini ha suspendido la misión después de que el eurodiputado socialista británico al frente de la misma, que lleva más de un mes sobre el terreno, le haya comunicado que "el proceso electoral está seriamente perjudicado por restricciones a los medios independientes, el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, un clima de intimidación a los partidos de la oposición y la sociedad civil y la falta de confianza en las autoridades electorales".

La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro que las elecciones legislativas y presidenciales de este año en Burundi son "un paso clave en el proceso democrático" del país y ha instado a todas las partes a implicarse en "un diálogo para restablecer las condiciones necesarias para elecciones democráticas".

No obstante, ha incidido en que el Gobierno es el que "fundamentalmente" debe tender la mano al resto de actores restableciendo la confianza "a través de medidas concretas" y ha confiado en que el diálogo facilitado por el enviado especial de la ONU, Said Djinnit, pueda contribuir al proceso.

"Estoy dispuesta a reactivar rápidamente la misión de observación electoral si todos los actores domésticos acuerdan condiciones aceptables para llevar a cabo elecciones democráticas", ha concluido.

La decisión del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, de presentarse a un tercer mandato ha generado protestas desde hace semanas en el país que han dejado más de una veintena de muertos.

Los manifestantes consideran que la Constitución y el acuerdo de paz de Arusha con el que terminó la guerra civil en 2005 prohíben más de dos mandatos, pero el presidente, al que ha dado la razón el Constitucional, sostiene que su primer mandato fue por designación del Parlamento y no de los ciudadanos.

El presidente de Burundi cesó recientemente a los ministros de Defensa y Exteriores tras el golpe de Estado fallido liderado por el general Godefroid Niyombaré con el apoyo de altos cargos militares y de la Policía en rechazo de los planes del presidente de presentarse a un tercer mandato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies