La Eurocámara pide a Turquía que evite "una operación militar desproporcionada" en Irak

Actualizado 24/10/2007 19:50:50 CET

Bruselas reclama al Gobierno de Ankara que acelere las reformas y propone abrir dos nuevos capítulos negociadores

ESTRASBURGO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy una resolución en la que se declara "profundamente preocupado" por las consecuencias de una posible acción militar transfronteriza del Ejército turco en el norte de Irak y hace un llamamiento a Turquía "para que se abstenga de toda operación militar desproporcionada que suponga una violación del territorio de Irak".

Durante el debate previo a la votación, el comisario de Ampliación, Olli Rehn, pidió al Gobierno turco que acelere el proceso de reformas para proseguir a buen ritmo las negociaciones de adhesión a la UE. Al mismo tiempo, destacó que los Veintisiete "tienen que cumplir sus compromisos" con Ankara y apostó por abrir dos nuevos capítulos de negociación --salud y protección de los consumidores y redes transeuropeas-- en las próximas semanas.

En su resolución sobre Turquía, la Eurocámara pide a Turquía y a Irak que "intensifiquen su cooperación militar y policial" para prevenir las actividades terroristas e insta a los Veintisiete a que presionen "para lograr una cooperación concreta entre Turquía y el Gobierno regional del Kurdistán en Irak, que debe asumir su responsabilidad de impedir los ataques terroristas desde el norte de Irak".

El pleno condena "enérgicamente" los actos violentos cometidos por el PKK y otros grupos terroristas en suelo turco. Además, "expresa su solidaridad con Turquía en su lucha contra el terrorismo y reitera su petición al PKK de que declara y respete un alto el fuego inmediato e incondicional".

El comisario de Ampliación pidió también a Turquía e Irak "que afronten este problema mediante la cooperación de las autoridades relevantes y respetando el derecho internacional" y dijo que ya se han registrado "algunos signos de progreso" en este sentido. "La UE condena todos los ataques y comprende la necesidad de Turquía de proteger a sus ciudadanos", indicó Rehn. Agregó que tanto Bruselas como Ankara "están comprometidos con la independencia, soberanía, unidad e integridad territorial de Irak".

Rehn adelantó a los parlamentarios el contenido del informe que la Comisión presentará el próximo 6 de noviembre sobre los progresos de Ankara en el proceso de adhesión durante el último año. Destacó que Turquía "atravesó un periodo extremadamente difícil este año con crisis constitucional severa y fuertes tensiones políticas" por la negativa del Ejército a aceptar la candidatura de Abdulá Gül a la presidencia, lo que obligó a adelantar las elecciones legislativas.

"Pese a esos desafíos, celebró unas elecciones con pleno respeto de los principios democráticos y un alto nivel de participación", recalcó el comisario de Ampliación. El nuevo Gobierno, prosiguió, puede trabajar ahora con el apoyo de una mayoría estable y un fuerte mandato popular y por ello ha llegado el momento "de dar un nuevo impulso al proceso de reformas".

Rehn señaló que el Ejecutivo comunitario "acoge con satisfacción que el Gobierno se haya marcado como prioridad la reforma de la Constitución para reforzar la democracia y expandir las libertades fundamentales". No obstante, dejó claro que ello no puede retrasar otras reformas "muy necesarias" como la revisión del artículo 301 del Código Penal para eliminar cualquier restricción a la libertad de expresión o la aprobación de la ley de fundaciones para garantizar la libertad religiosa.

"Se necesitan más esfuerzos para garantizar la supremacía del poder civil sobre el militar, proteger los derechos de mujeres, niños y sindicatos, mejorar el sistema judicial y reforzar lucha contra la corrupción", agregó el comisario.

También la resolución aprobada por la Eurocámara acoge favorablemente las reformas anunciadas por el nuevo Gobierno turco pero le piden que acelere el ritmo. En concreto, los diputados reclaman "nuevos esfuerzos para garantizar el control civil pleno y efectivo sobre el Ejército", la supresión del artículo 301 del Código Penal turco para acabar con cualquier restricción a la libertad de expresión, y la adopción de una ley de fundaciones para acabar con la inseguridad jurídica en la que viven las minorías religiosas.

Finalmente, la resolución pide al Gobierno turco que abra sus puertos y aeropuertos a buques y aviones chipriotas, tal y como le exige el protocolo de Ankara. No salió adelante una enmienda que exigía a Turquía el reconocimiento del genocidio armenio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies